Clases de Apoyo gratuitas: Un debate sin “Copyright”

Me Fui a Examen

En las últimas horas el Movimiento de Participación Popular (MPP) reivindicó su primer experiencia de apoyo gratuito a jóvenes que deben preparar exámenes.

Su planteo mereció la objeción de la diputada nacionalista Graciela Bianchi, quien consideró que la organización de estas actividades atentan contra la laicidad en la educación.

Bianchi sostuvo que es muy grave que un grupo político, el MPP o cualquiera, se considere legitimado para “ayudar a alumnos para preparar exámenes. Si tuviéramos autoridades educativas serias, por lo menos lo supervisarían. Cómo no las tenemos, seguro no sucederá nada. Clara violación a la laicidad”.

El diputado del MPP, Sebastián Sabini le contestó: “Es de participación voluntaria,  es gratuito y se hizo la convocatoria a través de las redes, nadie cobra por ayudar. A nadie se le pregunta qué va a votar. Las autoridades no tienen nada que ver, ni hacer. Ya sabemos que usted está solo para destruir. ¿Vamos a censurar ayudar?”.

El sector dice que apoyó a 400 estudiantes de liceo y UTU para que preparasen exámenes y que el 14 de enero se abrirán las inscripciones con miras al período de febrero, según consignó la diaria.

Nada nuevo bajo el sol

Bienvenidas sean todo este tipo de iniciativas que ahora procura imitar el MPP, habida cuenta que ya existe una organización social que hace un año –con total éxito- lleva adelante este emprendimiento: “Me Fui a Examen”, a cargo el joven universitario Christian Guevara, nucleamiento que cuenta con el apoyo de unos 20 profesores voluntarios, que se desarrolla en el populoso barrio Paso de la Arena, y que se ha conocido a través de innumerables notas periodísticas, y que inclusive, podría trascender fronteras.

También existen otras acciones, como la que lleva adelante en la Facultad de Ciencias Sociales la agrupación gremial “Antinomia”, con repasos de cara a los parciales y/o exámenes.

Bien por el ejemplo tomado por el MPP a la tarea que desarrolla el joven cristiano Guevara, pero ante todo, siempre es bueno el reconocimiento cuando las ideas parten anteriormente de otros y son claramente visibles.

Bien por la actitud, aunque nobleza obliga, faltó a la clase el “Copyright”.