Daniel Pérez y contrataciones en el Hospital de Colonia: ¡A dedo no!

contrato directo

El candidato a diputado por Colonia, Daniel Pérez (Partido Independiente) cuestionó los procedimientos por el cual se habilitaron las cooperativas sociales en el Hospital de Colonia, en donde INACOOP y ASSE, “hicieron un llamado que estaba totalmente dirigido y para ello se usaron dineros públicos”.

Así lo expresó Pérez en diálogo con 2019.com.uy

La situación que vive Juan Lacaze en materia de empleo es grave y la verdad es que –a pesar de las promesas-, hasta el momento no se han encontrado más que soluciones parciales para resolver dicha problemática. También es cierto que el desempleo se ha vuelto un problema para todo el departamento de Colonia, desde 2014 a la fecha y no es necesario enumerar todas las empresas que han cerrado o que muestran graves dificultades.

En ese sentido, es necesario separar el interés y  la necesidad  de conseguir empleo que tenían (y tienen) los trabajadores de Juan Lacaze, del proceso llevado adelante por los organismos públicos.

El problema es que el proceso de contratación de las cooperativas sociales para trabajar en el Hospital de Colonia, fue muy poco transparente y totalmente dirigido hacia un grupo específico, estableciendo claramente diferencias entre los ciudadanos de Juan Lacaze y los ciudadanos del resto del departamento, los cuales tienen el mismo derecho a aspirar a esos puestos de trabajo.

Nos parece correcto que se llamará cooperativas sociales para que brinden ese servicio, pero el llamado debió ser transparente y no dirigido para beneficiar a los trabajadores de Juan Lacaze, cuando la desocupación campea en Carmelo, Rosario, Nueva Helvecia, etc.

Es muy llamativo el tiempo que en que se desarrolló todo el proceso, el cual fue hecho en un tiempo récord para lo que son los tiempos del Estado y en particular los de ASSE, esos tiempos no hubieran sido posible, sino hubiera una arquitectura atrás para asegurar el resultado del llamado.  De hecho, el plazo fue de una semana desde su publicación, ese llamado no hubiera contado con ofertantes sino estuvieran armadas las cooperativas sociales desde antes y eso lo saben las autoridades.

Es muy llamativo que todas las cooperativas que se presentaron son de Juan Lacaze, es poco creíble que no existan en otras ciudades del departamento trabajadores desocupados que hubiesen querido integrar una cooperativa para trabajar para el Hospital de Colonia.  Tampoco es creíble que sólo se presentara una cooperativa social para cada uno de los servicios con el nivel de desocupación que hay en Colonia.

En un departamento con la fortaleza de la sociedad civil que tiene Colonia, seguro que hubiesen presentado muchas otras cooperativas si se hubiese convocado a formar tales cooperativas y se las hubiera apoyado como se hizo con las que se presentaron al llamado.

Es muy llamativo que las cooperativas sociales se inscribieran en el MEC, dos días antes de la fecha que se lanzó el llamado público.

Cuesta creer que eso es una coincidencia y que tuvieron “suerte” que el llamado fuera inmediato.

Es muy llamativo que las propuestas económicas que presentaron las cooperativas sociales, fuera muy similar al tope establecido en el tope fijado en el llamado de INACOOP. Cuando un proveedor se presenta a un llamado donde puede tener competidores, buscará presentar el mejor precio posible, ya que si otro presenta un precio más bajo, perderá dicho llamado.

Esto muy llamativo cuando varias de las cooperativas sociales no tenían antecedentes en brindar estos servicios. A esto se agrega que varios cooperativistas, no habían culminado la capacitación requerida para el trabajo a realizar, por lo cual, si se hubiera presentado otra cooperativa donde todos sus integrantes tuvieran la capacitación requerida o experiencia previa, podría ganarle aun presentando el mismo precio. Por tanto, no suena lógico que hubieran presentado un precio similar al tope máximo, salvo que existiera cierta “certeza” que no había competencia.

Todos estos elementos abonan la tesis que INACOOP y ASSE, hicieron un llamado que estaba totalmente dirigido y para ello se usaron dineros públicos, dineros que también aportan los ciudadanos de Carmelo, Rosario, Nueva Helvecia, Tarariras, Nueva Palmira, Ombúes, etc.

Lo que se debió hacer es un llamado abierto convocando a la conformación de cooperativas sociales en todo el departamento, con tiempo suficiente para que todos aquellos que desearan integrar una cooperativa social para brindar servicios al Hospital de Colonia pudieran hacerlo. De haberse hecho esto seguro que muchas hubiesen sido las cooperativas que se hubieran presentado, las cuales tendrían integrantes de Juan Lacaze, pero también de Carmelo, Nueva Helvecia, Rosario, etc.

Es inconcebible que se haga esta discriminación entre ciudadanos, particularmente en un momento en donde todo el departamento está sufriendo la desocupación, donde a diario se pierden fuentes de trabajo.

Parece que para algunos hay desocupados de primera y desocupados de segunda.

Hay que ayudar a los trabajadores que están sin empleo, a los de Juan Lacaze y a los de las demás localidades, pero así no, a dedo no!

Fuente Imagen: maravillastereo.com