Diputado Amarilla: “Apareció un país oculto detrás de una propaganda oficialista que pintaba que todo estaba bien”

Gerardo Amarilla

El diputado Gerardo Amarilla (Partido Nacional) destacó las medidas del gobierno ante la llegada del coronavirus por ser “firmes y sensibles”, y consideró que estos hechos desnudaron la situación en que quedó el país luego de la administración del Frente Amplio: “a pocas semanas de asumir apareció un país oculto detrás de una propaganda oficialista que pintaba que todo estaba bien”.

A través del contacto con su militancia y con la ciudadanía mediante el Facebook Live e Instagram en noche del viernes 17 de abril, Amarilla afirmó que desde el 13 de marzo cuando se constató la presencia del COVID-19 en Uruguay al declarase la emergencia sanitaria se establecen varios decretos: “se prohíben los espectáculos públicos, el cierre de fronteras, se permite el regreso de los uruguayos al país y se incluyen lo que fueron los vuelos sanitarios que se hicieron para que todos los uruguayos estuvieran en casa, la suspensión de clases, el aislamiento para los mayores de 65 años, el cierre de lugares turísticos”.

Paralelamente a las medidas sanitarias las económicas: “el establecimiento de un seguro de desempleo especial para algunos trabajadores, la prórroga de vencimientos para algunos tributos, y la creación en el Parlamento del Fondo Coronavirus que se hacía con recursos de ganancias de las empresas del Estado, con un porcentaje de los sueldos más altos de la Administración Pública, Presidente de la República, los ministros, los legisladores, también de privados y de financiamiento internacional”.

Asimismo, expresó Amarilla, se tomaron otras decisiones como “la exoneración del 40% de los aportes a las pequeñas empresas, a los monotributistas, incluyendo posteriormente a las cooperativas de pequeños porte, y la inclusión del COVID-19 como una enfermedad profesional, sobre todo”.

Según el representante por Rivera “hay un gobierno que apenas salido tenía que tomar una serie de medidas, una serie de resoluciones, algunas importantes, porque en definitiva teníamos que tener un gobierno firme, seguro, que le transmitiera a la gente certeza, tomar un rumbo claro, con firmeza en cuanto a las medidas sanitarias pero con sensibilidad desde el punto de vista social y económico porque en definitiva había gente muy vulnerable, porque como se dijo desde un principio, cuando se presionaba con una cuarentena obligatoria y para que de alguna manera se paralizara toda la actividad, el Presidente de la República (Luis Lacalle Pou) salió a decir que tenemos que pensar en la situación que está atravesando tanta gente que trabaja para conseguir el dinero para mantener a la familia en el día a día, y que no podemos cortarle las posibilidades a esa gente de poder trabajar para subsistir”.

También destacó “las medidas que se tomaron en el Mides, muy importantes, como el reforzamiento de las Asignaciones Familiares, de las canastas de alimentación, de los aportes que le da el Mides a algunas familias que son vulnerables y que se iban a ver afectadas”.

Por tanto, “se trata de un gran esfuerzo del gobierno y de la sociedad, que además entendió el mensaje del gobierno, y todo el mundo cumplió las medidas, hubo una responsabilidad de la ciudadanía que nos está dando resultados importantes y positivos”.

A su entender, todo estos se da en medio de una circunstancia que “empieza a descubrir un país oculto, que se nos habían ocultado y a 20 días de asumir el gobierno nos habían dicho que el país estaba en las mejores condiciones, que prácticamente no había desocupación, que no había informalidad, que no había gente bajo la línea de indigencia y poca gente bajo la línea de pobreza, y, sin embrago, a pocas semanas de iniciado el nuevo gobierno y frente a esta situación de pandemia, encontramos que hay 170.000 desocupados, que hay 400.000 uruguayos que están en la informalidad, y las medidas que se tomaban desde el punto de vista tributario, no los abarcaban, que hay 200.000 que prácticamente comían si iban a las escuelas, y que había más de 250.000 personas viviendo en asentamientos”.

Esos asentamientos en Montevideo –puntualizó Amarilla- “no surgieron ahora, estaban desde siempre, y realmente estaban abandonados o estaban ocultos tras una propaganda oficialista que pintaba que todo estaba bien”.

Asimismo, “ahí teníamos al PIT – CNT ya caceroleando a pocos días de asumir el gobierno, el Frente Amplio cuestionando las medidas que establecía el gobierno y exigiendo más medidas, enfrentándose a las decisiones que estaba tomando la nueva administración, frente a una situación compleja a nivel mundial, y compleja también a nivel nacional con todo lo que había quedado de herencia”.

Frente a esta situación, precisó Amarilla, “el gobierno ha actuado con total responsabilidad y sensibilidad”, tomando medidas con “la necesaria flexibilidad y con la dinámica que obliga al gobierno a revisar las medidas en todo momento y no aferrarse a las mismas en forma permanente”.

Planteos concretos

Amarilla indicó que en la semana mantuvo varios encuentros con autoridades de gobierno.

“Estuvimos interesándonos por la situación del Banco República, y no solo por lo que son los créditos blandos para los clientes del Banco República, para flexibilizar créditos que les permitan a las empresas, a los comercios  y a la actividad económica tener un flujo de caja para poder seguir trabajando, si no también ver el tema del sobregiro, aquellos que han comprado mercadería o han hecho compromisos con cheques diferidos y si los vencimientos le están llegando, no han podido trabajar, no han podido producir, no han podido vender, y eso puede generar un corte en la cadena de pagos y el BROU va a tomar medidas, ya hemos hablado con el subsecretario de Economía (Alejandro Irastorza) que nos dijo que se iban a tomar cartas en el asunto para que la economía no se paralice por la inflexibilidad de los bancos”

En otro orden, el legislador oficialista estuvo reunido con el subsecretario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola “por el tema del transporte de cargas en general y en particular por el transporte de cargas en Rivera, viendo de que forma podemos ayudar a esa actividad que tantas fuentes de trabajo da y tantas familias dependen de ella. También hecho realizado gestiones en lo que tiene con la Asociación de Free Shop que en Rivera tiene un comercio muy importante y en donde hay muchos empleados que de ello dependen, y que a veces las normas que se han establecido para el comercio en general, no son de tanta aplicabilidad para la realidad del comercio fronterizo”.