Edgardo Martínez Zimarioff (PC) propone reducción de la jornada laboral a 6 horas

Martínez Zimarioff

Con el objetivo central de mejorar el bienestar de los trabajadores, incorporar más personas al mercado laboral y reducir la desigualdad, el precandidato presidencial Edgardo Martínez Zimarioff (Partido Colorado) lanzó su campaña de “reducción de la jornada laboral a 6 horas”.

La iniciativa del dirigente colorado está enmarcada en su iniciativa global “disfrutar de la vida” y se enfoca en el bienestar de las personas con un esquema de horas de trabajo que favorezca la vida familiar, el uso del tiempo libre, pero que también impulse la productividad y el mercado laboral.

Con relación a la propuesta, Martínez Zimarioff señaló que “las experiencias internacionales (en países tan variados como Portugal, Francia, Suecia, Japón, Holanda y Noruega, entre otros) muestran que además de incrementar la satisfacción laboral, la disminución de la horas de trabajo se refleja en más productividad, caída de los errores y disminución de los accidentes de trabajo”.

Con relación al punto el candidato colorado indicó que “la propia OIT (Organización Internacional del Trabajo) sugiere que la reducción de la jornada laboral disminuye el riesgo de accidentes laborales y enfermedades, con el costo, tanto humano como económico, que eso implica para empresas y trabajadores.

Ligado a ello, Martínez Zimarioff recordó que la sugerencia de la OIT al respecto la importancia de implementar medidas relacionadas con las horas de trabajo, tales como la flexibilidad de la jornada, licencias extraordinarias por razones personales o familiares y trabajo a tiempo parcial, está ligada a promover el desarrollo de trabajo a tiempo parcial, que pueda promover la igualdad de género.

En cuanto a las repercusiones, señaló que por un lado se incrementaría el bienestar de las personas, pero también se impulsaría la economía en el sector de las actividades vinculadas al tiempo libre. Asimismo, aumentaría el nivel de ocupación al incrementarse la demanda. Eso también permitiría mayores ingresos a los servicios de seguridad social. Facilitaría asimismo que muchas mujeres puedan acceder al mercado laboral sin desatender a sus hijos. En definitiva, dijo, bienestar y mejora de la economía,

Rentabilidad e incremento salarial

El sistema, subrayó, implica en los hechos una mayor productividad y satisfacción en el trabajo, ligado con un aumento real del salario en su valor hora.

Según las experiencias internacionales el modesto aumento de salario medido por horas, no afecta negativamente a las empresas o su rentabilidad, sino todo lo contrario, ya que impulsa la productividad y la eficiencia.

Esto significa, subrayó Martínez Zimarioff, que al actual bajo nivel de productividad que muchos podrían utilizar como un argumento en contra de la iniciativa, es justamente lo opuesto.

La reducción de la jornada laboral, sin pérdida de poder adquisitivo, agregó, atrae y retiene también a las empresas y organizaciones a mejores talentos, seducidos por una buena remuneración ligada a una mejor calidad de vida.

Hoy ya existen sectores que tienen jornadas reducidas, tales como en el área de la salud, los “call center”, o en aquellos sectores con riesgo sanitario para el trabajador o incluso en la administración pública.

Contrapartida

Vinculado a la iniciativa, Martínez Zimarioff señaló que con el futuro esquema también se abordaría otro tema que hoy preocupa a muchos: la pérdida de puestos de trabajo por el avance de las nuevas tecnologías.

Recordó que muchos de los miles de trabajos que se pierden anualmente afectan especialmente a las personas menos calificadas o a posiciones laborales que van desapareciendo. Es por eso que la disminución de la jornada laboral debe vincularse, en el principio de su aplicación, a la capacitación y a la reconversión profesional. La propuesta incluye que durante el primer año de vigencia del nuevo régimen el trabajador deberá en contrapartida participar en un programa que le permita incorporar nuevos saberes, tanto para su desarrollo personal, como para una eventual necesidad de reinsertarse laboralmente. A partir del siguiente año ya no habrá contrapartida.

Necesidades personales o familiares

También debe llevarse adelanto un esquema de flexibilidad laboral que permita que las personas puedan reducir su jornada laboral, más allá de lo que hoy marca la ley, para cuidar familiares, tratamientos médicos u otras necesidades familiares.

Complejidades

Si bien el tema tiene sus complejidades, puntualizó Martínez Zimarioff, en tanto hay que tener en cuenta elementos tales como el descanso semanal, los descansos intermedios, el trabajo a domicilio, entre otros aspectos, el resumen será beneficioso para la sociedad, las organizaciones y el disfrutar de la vida.

Enfoque social

En relación a la iniciativa, Martínez Zimarioff puntualizó que “con un enfoque y adaptado a los nuevos tiempos y a los cambios sociales, he recogido los principios fundamentales que han guiado los orígenes del Batllismo, enmarcados en una propuesta de “disfrutar de la vida” en “un mundo mejor”, para llevar adelante una propuesta con un fuerte contenido social.