Equipos Consultores: La diferencia de la oposición sobre el FA (aún sin incluir al PERI ni a Unidad Popular) es amplia”

Encuestas

Simpatía política julio 2019 según Equipos Consultores. El Frente Amplio está primero en las preferencias pero… no la tiene nada fácil. 

Si las elecciones presidenciales y parlamentarias fueran hoy; el Frente Amplio recibiría el 30% de los votos, el Partido Nacional recibiría el 26%, el Partido Colorado el 15%, Cabildo Abierto el 6%, el Partido Independiente, Unidad Popular y el PERI 1%, 4% votaría en blanco o anulado y 16% se manifiesta indeciso. El Partido de la Gente, en esta medición, no logró alcanzar el 1% de las preferencias

Estos son los resultados de la primera encuesta de Equipos Consultores luego de la elección interna del 30 de junio. El trabajo de campo se realizó entre el 16 y el 22 de julio, a partir de una muestra de 1.205 uruguayos de 18 años y más, residentes en todo el territorio nacional. Los detalles completos de la encuesta se presentan más abajo en la ficha técnica.

Es una medición relevante, porque es la primera realizada después que se conoce el menú de los candidatos, en este caso no solo por medir el candidato a Presidente de la República, sino también la mayoría de los candidatos y candidatas a Vice-Presidente (que se resolvieron en estas semanas). Puede considerarse, entonces, como una medición de punto cero, de inicio de esta nueva etapa de la campaña presidencial.

Simpatía política julio 2019

CONTINUIDADES Y CAMBIOS

La estructura de los datos muestra algunas confirmaciones, y algunas variantes, respecto a la preferencia de los uruguayos registrada antes de la elección interna. Las confirmaciones vienen por una estabilidad, gruesamente hablando, de las preferencias “por bloque”. La primera estabilidad es el orden relativo de los partidos. El FA y el PN se encuentran en situación de paridad en el primer lugar (las diferencias están dentro del margen de error de la medición), el PC está en un tercer lugar, Cabildo Abierto en cuarto lugar, y hay una paridad en el resto de los partidos. En segundo lugar, también hay una estabilidad en términos de bloque, la suma de la oposición se encuentra significativamente por encima del Frente Amplio. La diferencia de la oposición sobre el FA es menor si se suman solo PC y PN (11 puntos) o incluso si se suma el PI (12 puntos), y aumenta significativamente si se suma Cabildo Abierto (18 puntos). Pero, en cualquier caso, la diferencia de la oposición sobre el FA (aún sin incluir al PERI ni a Unidad Popular) es amplia.

Sin embargo hay cambios muy interesantes. Dentro de esta estructura estable de competencia entre bloques, hay variaciones dentro del bloque de oposición. El PN, hasta ahora, venía siendo un partido fuertemente predominante dentro de la oposición, registrando durante el primer semestre de este año niveles sistemáticamente superiores al 30% (y 33% puntualmente en junio). En la primera medición post-interna el PN pierde 7 puntos, en simultáneo con el crecimiento de 3 puntos de Cabildo Abierto, y de 3 puntos del PC. La caída del PN es estadísticamente significativa, así como el crecimiento de Cabildo Abierto. El crecimiento del PC no lo es, pero responde a una tendencia de algunos meses que hay que tomar muy en cuenta. Por tanto, la conclusión es bastante clara: la oposición pasa de un esquema concentrado de apoyos, a uno más fragmentado. El PN continúa liderando el bloque, con diferencias significativas sobre el resto, pero su liderazgo es más disputado ante dos actores (PC y Cabildo Abierto) con tendencias de crecimiento.

Serie simpatía política

Estas variaciones pueden tener claras implicancias políticas. En primer lugar, es evidente que el crecimiento del PC tiene implicancias en las dinámicas de vínculo y negociación dentro de la oposición, porque en este tramo final el crecimiento de los colorados parece asociarse a una caída del PN. El poder relativo (sin alterar el orden de las posiciones) se ve afectado respecto al estado de cosas previo a la interna. En segundo lugar, en semanas en las que se ha discutido públicamente cuáles podrían ser las posibles variantes de integración de una posible “coalición” opositora, está claro que la coalición es hoy cuantitativamente más potente si incluye a Cabildo Abierto que si no lo incluye. En pocos meses Cabildo Abierto se ha transformado en el cuarto actor del sistema (no solo en los resultados de las encuestas sino también en las urnas en la interna del 30 de junio), y ha incrementado su poder. Por tanto, aquí hay cambios con derivaciones potenciales importantes sobre el escenario político.

¿SON SORPRENDENTES ESTOS CAMBIOS?

Desde un punto de vista son sorprendentes, porque no hay antecedentes en las últimas elecciones de cambios significativos entre las mediciones pre-interna y post-interna. La norma, hasta ahora, había sido que la primera “foto” post-interna se parecía mucho a las previas. Y en este caso vemos que en algunas cosas se parece y en otras hay variaciones.

Desde otro punto de vista, los resultados no sorprenden tanto. Cuando antes de la interna Equipos Consultores medía escenarios de intención de voto hacia octubre “con nombre de candidato” (cuando se presentaban en el “menú” los nombres de los que finalmente fueron los ganadores de cada interna), estos efectos ya se apreciaban: el PN concentraba menos del voto de oposición y crecían significativamente el PC (en alguna medición incluso acercándose al 20%), Cabildo Abierto y los partidos menores.

Pero, aun así, puede considerarse sorprendente que tanto para el PN como para el PC, se trata de registros excepcionales. Es el registro más bajo del PN desde 2015, y el más alto del PC desde 2014.

¿POR QUÉ CAE EL PARTIDO NACIONAL?

El PN estaba registrando niveles de votación superiores al 30% porque “recibía” la mayor parte de los ex votantes frenteamplistas que pasaban al bloque de oposición, y porque tenía un “saldo migratorio positivo” con el PC (había más colorados de 2014 que manifestaban ahora intención de votar al PN) que a la inversa. Estos dos flujos se revirtieron parcialmente después de la interna: por un lado, los ex votantes frenteamplistas que hoy pasan a la oposición lo hacen a través de canales más diversos, y por otro lado el “saldo migratorio” entre el PN y el PC se equilibra (los que van y vienen se balancean). Del resultado del debilitamiento de estos dos flujos, el PN pierde terreno respecto a los meses anteriores.

Adicionalmente, el PN es el partido que parece mostrar menor capacidad de retención de sus votantes de la interna, y esto está muy afectado por el candidato efectivamente votado. Quienes votaron en la interna del PN a Lacalle Pou, en su enorme mayoría (86%) se mantienen (razonablemente) dentro del partido; entre quienes votaron a Larrañaga una amplia mayoría (63%) también permanece, pero entre los votantes de Juan Sartori el panorama es más disperso: 35% dice hoy que votaría al PN, pero el resto (al menos inicialmente) se dispersa hacia el Frente Amplio, el PC y Cabildo Abierto y la indecisión en proporciones casi iguales.

¿QUÉ OCURRÍA EN JULIO DE 2014?

Si retrocedemos el “reloj electoral” cinco años, nos vamos a julio de 2014. Recordar qué registraban las encuestas en aquel momento puede servir de ejemplo para entender la situación actual.

Julio 2014 vs. julio 2019

El FA registraba 42% de intención de voto contra 27% del PN y 13% del PC. La relación entre el FA y la suma de los partidos tradicionales estaba equilibrada. Curiosamente, el PN y el PC parten hoy casi exactamente de las mismas posiciones que en aquel momento, y el FA parte de 12 puntos por debajo. Como se ha analizado reiteradamente, la cuesta que el FA tiene que remontar en este tramo final de la campaña es mayor a la que tuvo que remontar en elecciones anteriores. Pero también es cierto que los partidos tradicionales no parecen capitalizar significativamente este estado de cosas. En todo caso, sí se aprecia un aumento significativo de los “otros partidos”, fundamentalmente en el contexto actual, de Cabildo Abierto. No se trata de que los frenteamplistas de 2014 “migren” hacia Cabildo Abierto, porque las migraciones entre las distintas fuerzas políticas son múltiples, en muchos sentidos. Pero sí que, en el agregado, el peso de los partidos fundacionales no parece aumentar respecto a cinco años atrás (aunque, por el debilitamiento del FA, se encuentran hoy mucho más cerca de lograr alianzas para la mayoría parlamentaria que el oficialismo).

Los datos presentados en este informe fueron elaborados sobre la base de una encuesta de Opinión Pública. La encuesta fue realizada entre el 16 y el 22 de julio de 2019.

El universo de estudio fueron todas las personas de 18 años y más, residentes en todo el territorio nacional.

Las personas encuestadas fueron seleccionadas en base a una muestra probabilística de personas de 18 años y más, usuarios de teléfonos celulares de todo el territorio nacional. Las personas fueron entrevistadas a través de tecnología celular.

Fueron entrevistadas 1205 personas de 18 años y más de edad en el país. El máximo margen de error esperado para una muestra probabilística de 1205 casos es de +-2.8% considerando un intervalo de confianza del 95%, y para p=q=0,5.

Los resultados están ponderados según voto anterior, región, nivel educativo, edad, sexo y condición de ocupación  de los encuestados.

El estudio es multicliente e independiente, no realizado para ningún grupo político, empresa o medio de comunicación en particular.

Pregunta:

Como Ud. sabe, en octubre de este año habrá elecciones nacionales para elegir presidente y parlamentarios. Si las elecciones fueran hoy, ¿a qué partido y candidato votaría?