Equipos dio a conocer sus proyecciones para este 27 de octubre

Encuestas

Intención de voto y proyección Equipos Consultores – octubre 2019.

¿Cuáles son los resultados de la última encuesta?

La última encuesta de Equipos Consultores, cerrada el miércoles 23 de octubre sobre 1.700 entrevistas presenciales y a celulares en todo el país, arrojó los siguientes resultados: ante la pregunta de a quién votaría si las elecciones fueran hoy, el 36,0% se inclinó por el Frente Amplio, 25,7% por el Partido Nacional, 10,3% por el Partido Colorado, 8,4% por Cabildo Abierto, y 4,6% por otros partidos. Hay 3,3% que dice que votaría en blanco y anulado, y 11,7% de los uruguayos permanecen indecisos.

INTENCIÓN DE VOTO AL 23 DE OCTUBRE

El último mes ha mostrado cierta estabilidad en los grandes números, aunque también la confirmación de una tendencia de crecimiento del Frente Amplio. Luego de haber estado estancado la mayor parte del año en niveles cercanos al 30%, el Frente Amplio subió a 34% en setiembre, y ahora crece 2 puntos adicionales. Por otra parte, el Partido Nacional se mantiene en el entorno del 26% en toda la etapa post-interna, mientras que el Partido Colorado y Cabildo Abierto pierden algo de terreno, y se mantienen en situación de cercanía entre sí, al igual que lo mostraba la encuesta de setiembre.

INTENCIÓN DE VOTO (SERIE)

Algo más de uno de cada diez uruguayos permanece hoy sin una definición firme de a quién votar. Este número es un poco más alto que en campañas anteriores, pero no es inusual. De hecho, el mismo día de la elección de 2014 Equipos Consultores preguntó a los votantes en qué momento habían definido su voto, y el 8% reconocía haber decidido la última semana (¡3% de los cuales lo hizo incluso el mismo día de la elección o el día previo!). Por tanto, el proceso electoral está aún en marcha, y es probable que varios de estos electores indecisos terminen definiendo sobre el final.

A fin de reducir el nivel de incertidumbre, es habitual que las empresas que investigan opinión pública “proyecten” estos indecisos. Modelos estadísticos estudian las características socio-demográficas y opiniones políticas de los “decididos” por los distintos partidos, comparan estas características y opiniones con las de los “indecisos” para luego asignarles a qué partido tienen mayor probabilidad de votar. Estos modelos permiten reducir un poco la incertidumbre, pero no son perfectos: son aproximaciones bajo ciertos supuestos.

Cuando se combina la intención de voto declarada, con la proyección de los indecisos arrojada por los modelos, el resultado es el siguiente: El Frente Amplio alcanzaría 41,1% de los votos, el Partido Nacional 28,7%, el Partido Colorado 11,7%, Cabildo Abierto 9,6%, los otros partidos 5,4%, y 3,5% sería el voto blanco y anulado.

PROYECCIÓN DE VOTO AL 23 DE OCTUBRE

Como se verá, el gráfico anterior presenta el intervalo de confianza de cada estimación, que representa el rango estadístico dentro del cual pueden moverse los distintos partidos si nada cambia antes del domingo. El Frente Amplio se movería en un rango de entre 38,8% y 43,4%. Con esto alcanza el primer lugar en la elección, y su candidato Daniel Martínez obtendría el pasaje a la segunda vuelta. El Partido Nacional oscila entre 30,8% y 26,6% y, con estos guarismos, su candidato Luis Lacalle Pou sería quien dispute con Daniel Martínez la Presidencia.

El Partido Colorado se encuentra en tercer lugar, entre 10,2% y 13,2%, y Cabildo Abierto en cuarto lugar, entre 8,2% y 11,0%. Nótese que hay una zona de superposición en los intervalos de confianza del Partido Colorado y Cabildo Abierto, por lo  que si bien el Partido Colorado siempre ha tenido una estimación de voto superior a Cabildo Abierto, no existen diferencias significativas entre ambos partidos y no es posible estimar aún el orden del tercer y cuarto partido. Por debajo de ellos, cuatro partidos más están en niveles que les permiten aspirar a ingresar al Parlamento, aunque posiblemente no todos ellos lo lograrán.

El Partido Independiente y Unidad Popular (que son los dos partidos que hoy ya tienen representación parlamentaria) aparecen, en esta medición, con más chances que el PERI y el Partido de la Gente. Por último, hay señales que indican la posibilidad de un voto en blanco y anulado superior al que se ha registrado en elecciones anteriores.

La recta final

¿Es posible que existan variaciones sobre estos resultados? Sí, es posible. Si las elecciones hubieran sido el miércoles 23, y los modelos asignan bien a los indecisos, los resultados deberían encontrarse dentro de los rangos anteriores. Pero aún faltan algunos días, y hay elementos para pensar en que podría haber cierta volatilidad (ver recuadro “Advertencias”).

¿Podría algún partido alcanzar a la mayoría parlamentaria? Con la “foto” cerrada al 23 de octubre no es lo más probable. El partido que numéricamente está más cerca es el Frente Amplio. Para alcanzarla, debería tener un crecimiento final adicional (continuación y aceleramiento de la tendencia creciente de las últimas semanas) o, debería registrarse un voto “oculto” a su favor (como ocurrió en 2014).

También podría haber tendencias de cambio o, voto “oculto” a favor de alguno de los partidos de oposición. De eso dependerá no solo la votación final del Partido Nacional, sino también las posiciones relativas entre el Partido Colorado y Cabildo Abierto. Equipos Consultores continuará monitoreando la opinión pública diariamente hasta el mismo sábado a la noche, para poder detectar tendencias de cambio en la recta final si las hubiera (aunque no se podrán publicar los resultados al estar en veda). Si hay un “voto oculto”, en cambio, solo lo sabremos el domingo al abrirse las urnas.

En la situación actual, cambios relativamente pequeños en las magnitudes pueden derivar en escenarios potencialmente muy diferentes. Es prudente tener esto claro, y ser particularmente cautelosos a la hora de considerar las encuestas como pronósticos definitivos.

Proyección Equipos¿Qué esperar hacia la segunda vuelta?

Lo que pueda ocurrir en segunda vuelta dependerá mucho de los resultados efectivos del domingo. Si el FA vota cerca o por debajo del 40%, entonces la segunda vuelta sería –en principio- más favorable a la oposición. Si vota más cerca del 45%, sería –en principio- más favorable al Frente Amplio. Los escenarios intermedios dependerán de cómo quede compuesto efectivamente el Parlamento. A partir de ahí se visualizarán los distintos escenarios posibles de alianzas para alcanzar la mayoría parlamentaria, que marcarán la dinámica de la campaña.

Advertencias

Siempre se advierte que las encuestas no son un pronóstico del futuro sino una foto del pasado. Esta vez Equipos quiso tener una foto lo más cercana posible, por lo que realizó encuestas hasta el día de ayer (miércoles 23 inclusive) y seguirá encuestando durante la veda (sin posibilidad de publicar). Pero, aún así, faltan días decisivos para la elección, y hay varios elementos que constituyen advertencias significativas respecto a la estabilidad o cambio potencial de estas estimaciones.

Existe un alto porcentaje de indecisos, un poco mayor incluso al habitual. Los modelos los “proyectan” en función de sus características, pero esto no significa que puedan pronosticar perfectamente su comportamiento, en especial considerando que algunas personas no han definido su voto aún. Si los indecisos se comportan en formas no previstas, los resultados podrían cambiar.

En una sociedad hiper-comunicada, los hechos políticos alcanzan una difusión e impacto enormes en tiempos brevísimos. En muchos países se han visto, recientemente, cambios de tendencias electorales en los últimos días.

La probabilidad de la existencia de un voto “oculto” hacia alguno de los partidos no es menor, aunque ni la magnitud ni el sentido en que se puede producir este sesgo son posibles de anticipar. En 2014 hubo un voto “oculto” a favor del Frente Amplio, como históricamente había a favor del Partido Colorado en períodos anteriores.

El declive del peso de las identidades partidarias (comparado con períodos anteriores) puede favorecer el cambio de preferencias electorales en plazos cortos.

La debilidad de la imagen de los candidatos presidenciales también puede favorecer el cambio de preferencias en los últimos días.

En suma, hay elementos más que suficientes para que las encuestas sean leídas con particular cautela a la hora de considerarlas como un pronóstico.

Fuente: Equipos Consultores.