Factum: “El total del área de disputa alcanza el 14%”

Encuestas

La empresa Factum dio a conocer el miércoles 9 de octubre un pormenorizado e interesante informe respecto a las preferencias electorales de cara al 27 de octubre.

Si las elecciones fueran este fin de semana, el Frente Amplio obtendría el 38% de los votos; el Partido Nacional el 27%; el Partido Colorado el 16%; Cabildo Abierto el 10%; Partido de la Gente 2%; Partido Independiente 2%; Partido Ecologista Radical Intransigente 2%; Unidad Popular 1%; Partido Verde Animalista 1%; en blanco, anulado y otros partidos 2%.

La última encuesta Nacional Factum sobre la Estimación de Voto Actual (realizada entre el 2 y el 8 de octubre de 2019, entre 1004 casos —502 por telefonía fija y 502 por telefonía celular—, entre hombres y mujeres, residentes en el país, urbano y rural), confirma, con estos datos, que habría un balotaje en noviembre.

Ante la pregunta base “El próximo 27 de octubre se realizan las elecciones de presidente y parlamento ¿A qué partido político y a qué fórmula presidencial votaría?”, el 38% dijo que lo haría por la fórmula Daniel Martínez-Graciela Villar (Frente Amplio); el 27% por Luis Lacalle Pou-Beatriz Argimón (Partido Nacional); el 16% por Ernesto Talvi-Robert Silva (Partido Colorado); el 10% por Guido Manini Ríos-Guillermo Domenech (Cabildo Abierto); el 2% por Edgardo Novick-Daniel Peña (Partido de la Gente); el 2% por Pablo Mieres-Mónica Bottero (Partido Independiente); el 2% por César Vega-Andrés Chucarro (Partido Ecologista Radical Intransigente); el 1% por Gonzalo Abella-Gustavo López (Unidad Popular); el 1% por Gustavo Salle-Ana Cordano (Partido Verde Animalista); y el 2% votaría en blanco, anulado o a otros partidos.

Cabe aclarar que el total de los números enteros suma 101%; producto de los efectos de redondeo en el conjunto PC + PCA, ya que la suma exacta de ambos da 25% y no 26%.

Nivel de decisión del voto

El trabajo indica que el 90% del electorado tiene un nivel de intención de voto Fuerte, y el 10% restante Débil. Del total de la muestra, el 85% tiene un nivel de intención de voto Muy Fuerte; el 1% Bastante Fuerte; el 4% Algo Fuerte; el 8% Algo Débil; y el 2% Muy Débil.

Del 38% de intención de voto que recoge el FA, el 37% tiene un nivel de decisión Fuerte y el 1% Débil. Para el PN, los guarismos se reparten en 25% (Fuerte), y 2% (Débil); en el PC 14% (Fuerte) y 2% (Débil); en CA 9% (Fuerte) y 1% (Débil). Entre los votantes del PdlG se reparte entre 1% (Fuerte) y 1% (Débil), al igual que entre los votantes del PI.

Entre los posibles votantes de UP, PERI, PVA, otros partidos, en blanco y anulado, el 4% de la intención de voto es Fuerte, y el 2% es Débil.

El total de los números del Voto Fuerte suma 91%, mientras que el Voto Fuerte es del 90%; ello es producto de los efectos de redondeo en el conjunto PC + PCA, ya que la suma exacta del Voto Fuerte de PC+PCA da 22% y no 23%.

Evolución de la intención de voto por partido

El FA, que tenía su piso en el último trimestre de 2018, con un 34%, registró un guarismo del 38% febrero de este año, creció al 40% en marzo, volvió a ubicarse en 38% en abril y mayo, cayó a 37% en julio/agosto, alcanzó en agoto/setiembre su mayor nivel de 2019, con el 39%, se ubica en esta última medición en el 38%.

El PN cerraba 2018 con el 30% de la intención de voto, que mantenía en la medición de febrero. En marzo se ubicaba en 29%, en abril en 32%, en mayo volvía a 30%, se mantenía en el 26% en las dos últimas encuestas previas, sube a 27% en la de octubre.

El PC, en tanto, obtuvo un 16%, tanto en el tramo final de 2018 como en febrero y marzo de 2019, se ubicó en 14% en abril, creció a 15% en mayo, trepó a 19% en julio/agosto, recogía el 18% de la intención de voto en agosto/setiembre, se ubica hoy en el 16%.

Cabildo Abierto, surgido en abril de este año, mostraba ese mes una intención de voto del 6%, antes de las internas llegaba al 7%, llegaba al 9% en julio/agosto, se ubicaba en 8% en la medición de agosto/setiembre, llega al 10% en octubre.

El Partido Independiente también experimentó una caída desde su intención de voto a fines del año pasado, cuando alcanzaba el 6%, y pasó al 4% en febrero y marzo, al 3% en abril y al 2% desde mayo a la fecha.

Unidad Popular, que entre fines de 2018 y febrero de 2019 llegaba al 2% de intención de voto, cayó al 1% en marzo, guarismo que se mantiene al día de hoy.

El PERI, que apareció mencionado en esta encuesta a partir de abril de 2019 con el 1%, mantuvo ese resultado en las sucesivas mediciones hasta la actual, en la que alcanza el 2%.

El PVA se mantiene en un guarismo de alrededor del 1% desde julio/agosto a la fecha.

Comparativo con las elecciones de octubre de 2014

En las elecciones de octubre de 2014, el Frente Amplio obtuvo el 48% de los votos; el Partido Nacional el 31%; el Partido Colorado el 13%, y el 8% restante se dividió entre otros partidos, en blanco y anulados.

La situación actual indica que hoy el FA obtendría el 38%; el PN el 27%; el PC el 16%, y el 19% se repartiría entre otros partidos, votos en blanco y anulados.

Apuntes finales

A pesar que el relevamiento que se presenta fue realizado a menos de un mes de la realización de las elecciones nacionales, el resultado de la estimación de voto a los partidos debe ser atendido como un insumo de la situación actual y no una proyección a lo que suceda el 27 de octubre.

Un elemento inicial relevante sobre la presentación de resultados tiene que ver con que la estimación de voto presentada por FACTUM supone un ejercicio de análisis de 21 variables a los efectos de identificar cuál sería el comportamiento efectivo del conjunto del electorado un día de elecciones, es decir estimar lo que las personas votarían en día de elección al día de hoy. Los datos son un símil de un escrutinio.

Un segundo elemento a considerar es la forma de preguntar. FACTUM formula la pregunta base desde la cuál parte la estimación de voto de la siguiente manera: “El próximo 27 de octubre se realizan las elecciones de presidente y parlamento ¿A qué partido político y a qué fórmula presidencial votaría?” Y se leen las opciones de respuesta presentando: Partido, candidato a presidente y candidato/a a vice. De esta pregunta base solamente el 4% registra “No sabe/no contesta”.

El otro elemento relevante de la actual encuesta es que es la tercera medición luego de pasadas las elecciones internas. La recolección de datos se inicia al día siguiente del debate entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Luego de las elecciones internas se registró una serie de movimientos, especialmente los ascensos del Partido Colorado y de Cabildo Abierto y el descenso del Partido Nacional, movimientos que luego se estabilizaron con pequeñas oscilaciones dentro del margen de error de la encuesta. Correspondía corroborar si esos pequeños movimientos indicaban el comienzo de tendencia, una oscilación seguida de una estabilización, o simplemente una variación puntual (del electorado o de muestra).

El estado actual de la opinión pública en términos electorales muestra al Frente Amplio relativamente estabilizado a lo largo de este año, oscilando en el entorno del 37-40%; actualmente con 38% se ubica en la zona media de esa banda de flotación. El Frente Amplio tuvo un crecimiento entre diciembre y marzo donde pasó de 34% en el último trimestre de 2018 al 40% en el mes de marzo; luego de ese momento presenta primero una caída y luego un estancamiento. En el último mes registra un leve descenso de un punto porcentual (variación dentro del margen de error).

El Partido Nacional se mostró muy estable en su estimación de voto desde el segundo semestre del año pasado, oscilando entre el 29% y el 32%. Sin embargo en la primera medición post-internas mostró una caída y se posicionó en el nivel más bajo del período; 26%, que repitió en la medición siguiente. Actualmente registra 27%, un punto más que el mes anterior (variación dentro del margen de error); puede considerarse en líneas generales que se encuentra estable.

Por su parte, el Partido Colorado en el período pre-internas osciló entre el 14% y el 16%. Luego de las internas y con Talvi como candidato único, el Partido Colorado mostró un fuerte crecimiento inicial que lo llevó al 19%, máximo nivel alcanzado desde el año 2002. En Agosto/Setiembre registró el descenso de un punto (variación dentro del margen de error) y este mes adiciona una caída adicional de otros 2 puntos y se ubica en el 16%. Muestra desde julio a la fecha un movimiento descendente.

En el cuarto lugar se ha consolidado el Partido Cabildo Abierto (candidatura Manini) con un 10% de estimación de voto por partido. En este caso también se aprecia un nuevo y leve movimiento ascendente. Se inició con un 6%, pasó a 7% (antes de las elecciones internas), luego subió a 9%, bajó levemente al 8% y ahora alcanza el 10%. Registra pues una línea tendencialmente ascendente.

El Partido Independiente, luego de una caída de 4 puntos porcentuales desde el cierre del 2018, se ha estabilizado en el 2%.

El Partido de la Gente registró desde diciembre de 2018 una caída global de 5 puntos. Sin embargo, por quinta medición consecutiva se ha estabilizado en el entorno del 2%, aunque con un importante componente de Voto Débil. Probablemente esas caídas registradas anteriormente puedan ser explicadas, entre otros elementos, por el crecimiento del Partido Colorado por un lado (hasta julio 2019), y la aparición de Manini Ríos y el Partido Cabildo Abierto, por otro.

Unidad Popular obtiene por quinta medición consecutiva el 1%, luego de estar más de 2 años en el 2%; claramente esto puede deberse a temas de muestra y redondeos, pero lo sintomático es la observación de la serie de datos y el hecho que por quinta vez consecutiva se ubica en el 1%.

El PERI se sitúa este mes en el 2%, luego de cuatro mediciones consecutivas con 1%. En estos niveles porcentuales la variación no debe ser tomada como definitiva; deberá esperarse a la próxima encuesta para conocer si este nivel se consolida o es producto de una oscilación de muestra; parece razonable inicialmente esperar una mejora en su participación electoral respecto a 2014.

La aparición del Partido Verde Animalista por segunda medición en el entorno del 1%, es también un elemento destacable: Si bien aún faltan bastantes días para la instancia electoral y además el porcentaje registrado tiene efectos de redondeo, comienza su etapa post-internas con algunas posibilidades de disputar una banca en la Cámara de Diputados. Será cuestión de analizar su evolución para ver si se cumple esa expectativa de acceder al Parlamento.

Resulta relevante que la suma de ambos partidos tradicionales a lo largo de todo el período alcanza el entorno de 45% (fin 2018 y a lo largo de 2019). Si bien esto podría confirmar la existencia de vasos comunicantes entre ambos partidos, los movimientos registrados a lo largo del tiempo indican que la variación no se da únicamente entre estos dos partidos sino que hay una incidencia y rotación del electorado entre distintos partidos. Sin embargo la suma del Partido Nacional y el Partido Colorado se mantiene prácticamente incambiada (en la actualidad, 43%)

Como reiteración de algunos conceptos ya vertidos, y actualización en función de los nuevos acontecimientos, el escenario presente muestra una elección extremadamente compleja en varios sentidos:

  1. Prácticamente no hay dudas que la presidencia de la República se definirá en una segunda vuelta el 24 de noviembre de 2019.
  2. Se consolida el escenario en que es muy altamente probable que ningún partido obtenga mayoría parlamentaria propia.
  3. El Frente Amplio sería el partido más votado, pero con un nivel de votación claramente por debajo de la obtenida en 2014.
  4. En el segundo lugar hacia el balotaje se consolida claramente Lacalle Pou, como el candidato de la oposición en frente a Daniel Martínez.
  5. El Parlamento se presentaría más fragmentado y es altamente probable que partidos nuevos ingresen al parlamento, tanto en el Senado como en Diputados.
  6. El voto débil representa en este momento el 10% del electorado. Si al voto débil se suma el voto algo fuerte, el total del área de disputa alcanza el 14%.
  7. Finalmente entendemos relevante reiterar que en caso de confirmarse estos elementos, uno de los desafíos centrales para el próximo presidente será la gobernabilidad, tanto en un esquema de alianzas específicas como en un esquema de gobierno de coalición entre partidos.

Fuente Contenido: Factum.