Factum: Martínez obtiene el respaldo del 41% en la clase baja contra un 50% a favor de Lacalle Pou

Encuestas

La encuestadora Factum difundió este Martes 19 de noviembre, su último relevamiento en InformeCapital de TV Ciudad y en TNU.

Según la Estimación de Voto para el balotaje del 24 de noviembre, la fórmula Luis Lacalle Pou-Beatriz Argimón obtendría entre el 51% de los votos, mientras que Daniel Martínez-Graciela Villar alcanzaría el 43%. Un 6% votaría en blanco o anulado.

La última Encuesta Nacional Factum previa al balotaje, realizada entre el 15 y el 17 de noviembre de 2019, arroja una Estimación de Voto del 51% para la fórmula integrada por Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón, un 43% para Daniel Martínez y Graciela Villar, y un 6% entre votos en blanco y anulados.

Los rangos de Estimación de voto para el balotaje del próximo domingo 24 de noviembre indican que Lacalle Pou-Argimón obtendrían entre 50% y 52%, Martínez-Villar entre 42% y 44%, y el voto en blanco o anulado sería de entre 5% y 7%.

El 50% de los que dicen votar a Lacalle Pou-Argimón tiene un nivel de decisión Fuerte, y un 1% Débil. Entre quienes dicen votar a Martínez-Villar, un 42% tiene una intención Fuerte, y el 1% Débil. Entre quienes votarían en blanco o anulado, el 2% tiene una decisión de voto Firme, y el 4% Débil.

Tomando en cuenta del margen de error de la encuesta, de +-3,1%, la fórmula Lacalle-Argimón podría tener un piso de 48% y un techo de 54%; la fórmula Martínez-Villar un mínimo de 40% y un máximo de 46%, y los votos en blanco y anulados estarían entre 5% y 7%.

De acuerdo al voto emitido en octubre, el 98% de quienes votaron al Frente Amplio votaría en el balotaje por Martínez-Villar, y un 2% por Lacalle Pou-Argimón. Entre los votantes del Partido Nacional, el 99% se inclinaría por Lacalle Pou-Argimón y el 1% por Martínez-Villar. Entre quienes votaron al Partido Colorado, el 9% votaría a Martínez-Villar, el 83% a Lacalle Pou-Argimón, y el 8% en blanco o anulado. Quienes votaron a Cabildo Abierto en octubre se inclinarían por Lacalle Pou-Argimón (84%), por Martínez-Villar (7%), y por el voto en blanco o anulado (9%). Los votantes de otros partidos repartirían sus preferencias entre Martínez-Argimón (28%), Lacalle Pou-Argimón (30%), y en blanco y anulado (42%).

De acuerdo a la distribución geográfica del voto, el 52% de los montevideanos votaría por Martínez-Villar, el 42% por Lacalle Pou-Argimón, y el 6% en blanco o anulado. En el interior del país, Martínez-Villar alcanzaría el 37%, Lacalle Pou-Argimón el 58%, y el 5% votaría en blanco o anulado.

El voto a la fórmula Martínez-Villar desciende a medida que aumenta la edad: entre los más jóvenes (18 a 32 años) alcanza el 51%; entre los 33 y los 47 años el 42%, entre los 48 y los 60 años el 41%, y entre los mayores de 60 años el 39%. Para Lacalle Pou-Argimón, la situación es la inversa: entre los 18 y los 32 años alcanza el 44%, entre 33 y 47 años el 50%, entre 48 y 60 años el 53%, y entre los mayores de 60 años el 57%. El voto en blanco o anulado representa el 5%, 8%, 6% y 4% en cada una de las franjas.

De acuerdo a las clases sociales, Lacalle Pou-Argimón obtiene mejores resultados en cada una de ellas: 52% en la clase alta y media alta, 50% en la clase media, 52% en la clase media baja y 50% en la clase baja. La fórmula Martínez-Villar alcanza el 44% en la clase alta y media alta, 45% en la clase media, 43% en la clase media baja y 41% en la clase baja.