Gonzalo Abella: “Los amos del Mundo ya decidieron que el Planeta será una cloaca con pequeños oasis de bienestar para unos pocos privilegiados”

Gonzalo Abella

“UP y Ecología,” fue el título de la columna del candidato presidencial Gonzalo Abella, en donde expresa que “los amos del Mundo ya decidieron que el Planeta será una cloaca con pequeños oasis de bienestar para unos pocos privilegiados.”

Abella expresa en su columna: “Deshielo de los casquetes populares, aumento de la temperatura mundial, privatización, escasez y contaminación del agua potable, contaminación de los océanos, catástrofes “naturales” cada vez más extremas, agotamiento y envenenamiento de la tierra, crisis energética, invasiones, sabotajes y bloqueos descarados a los Estados que aspiran a la soberanía y al empleo sustentable de sus recursos, tal pareciera que a la Humanidad le quedan pocas décadas de vida.

El actual orden mundial capitalista nos lleva a un final aterrador. En vano las trasnacionales financian encuentros internacionales sobre el Cambio Climático. En vano las Naciones Unidas pagan programas (y altos sueldos) para ocuparse del Medio Ambiente, del hambre, de la escasez creciente de agua potable, de la crisis energética, de la violencia, de la miseria, de los inmigrantes desesperados. No pueden resolver nada, porque los financiadores de estas actividades no lo desean.

Los amos del Mundo ya decidieron que el Planeta será una cloaca con pequeños oasis de bienestar para unos pocos privilegiados. Se exterminará la población sobrante y se controlará a los sobrevivientes mediante la vigilancia tecnológica, la represión militar de los “cuerpos de paz”, el embrutecimiento robotizante, el hambre, la sed, la propaganda aturdidora y el individualismo consumista.

Los pueblos resisten. La lucha ambiental, la lucha contra la propiedad privada de las semillas, la lucha por el agua y por la tierra, por los derechos de los excluidos y discriminados, por los derechos del pueblo trabajador, son mucho más potentes de lo que la gran prensa reconoce.

Para las trasnacionales saqueadoras, enfrentar estas luchas no sería posible sin aliados locales, sin esos gobernantes nativos que les hacen los mandados en los países saqueados y contaminados.

Particularmente útiles les son los ex – izquierdistas reciclados, que se someten a las trasnacionales manteniendo un discurso a favor de las mayorías, y que aprueban leyes favorables a los excluidos, en tanto no toquen los grandes intereses de las empresas saqueadoras. Útiles también les son los burócratas sindicales que, bajo el pretexto de defender las “fuentes de trabajo”, llaman a resignarse ante el saqueo y la contaminación.

La verdadera izquierda, que nació luchando por la justicia social, hoy tiene un objetivo más urgente, más imperioso: salvar el Planeta de la codicia trasnacional.

Sólo el Socialismo a escala planetaria podrá salvar a la Humanidad. Pero hoy es imprescindible avanzar por caminos de acceso, para mitigar los peores impactos del saqueo; avanzar hacia la recuperación de la soberanía, buscando alianza de los trabajadores con todos los sectores sociales afectados. Esa es la tarea de los movimientos sociales y de las herramientas políticas del pueblo, de los pueblos.

Ampliar las alianzas significa no ponernos a discutir desde ahora cómo será el socialismo en su fase avanzada, sino acordar el camino inmediato, hacia la soberanía, hacia la liberación nacional, hacia un desarrollo con recursos propios, encontrar el camino de Patria que sea socialmente solidario y ambientalmente sustentable. Este camino hacia objetivos más próximos no disminuye la irritación de los sirvientes del imperio, sino que la agudiza. En sus filas cunde la alarma.

La Unidad Popular, por lo tanto, deberá enfrentar todos los huracanes, desde la demagogia y la calumnia hasta el apoyo solapado del sistema a las falsas alternativas. Estas falsas alternativas van desde el “constancismo” interno del Partido de Gobierno hasta los grupos ultra ecologistas de verbo inflamado e inoperancia probada.

Un laberinto de falsas promesas se yergue entre el pueblo y el diáfano mensaje de la Unidad Popular. El hilo que guía al pueblo hacia la salida verdadera, hacia la única salida liberadora, pasa por la experiencia de lucha acumulada.”

Fuente Imagen: radio36.com.uy