Homenaje a Nibia Sabalsagaray

Nibia Sabalsagaray

Compartimos la información del semanario El Popular referente al homenaje a Nibia Sabalsagaray.

“Con Nibia en el corazón.

El sábado 20 de julio, a las 16 horas, en la Plaza Matriz, la UJC le realiza un homenaje a Nibia Sabalsagaray, torturada y asesinada por la dictadura hace 45 años, el 29 de junio de 1974, en el Batallón de Transmisiones N º 1.

Nibia era militante de la UJC, estudiaba en el IPA, había participado de la huelga general y participaba de la resistencia clandestina al fascismo.

Compartimos con ustedes una foto histórica de El Popular, de la manifestación del 9 de julio de 1973, en medio de la huelga general, contra la dictadura. En el medio se la ve a Nibia.

También, en su homenaje, y como convocatoria al acto, compartimos un poema que le escribió su compañera de estudios Tatiana Oroño, el mismo 1974.

Poema escrito en homenaje a Nibia Sabalsaragay, por la profesora Tatiana Oroño, compañera de militancia de Nibia.

Carta (Texto original, junio 1974)

La camarada Nibia ha muerto. Y es preciso

hacerle un duelo activo de pintadas

de calles que la nombren.

De escolleras, de muros imborrables.

Hacerle un duelo claro como una sola savia.

Que paredes y esquinas

esgrimidas de cólera y ladrillo, den memoria.

Y los volantes leves.

Y las arquitecturas.

Que su querido nombre y su sustancia pura

conforten y endurezcan los pasos de la calle.

Que el fruto lacerante de su vida nos aguarde y nos una.

Que resuenen las voces una a una de todos los que viven

al calor de la sangre irreparable.

De los maquis, de los republicanos, de los héroes de pétalo

y madera del Vietnam

en cuyas voces breves

tiemblan

las palabras heridas de la selva la inexpugnable ciudadela hilada de bambú

y de metralla donde la dignidad humana fue plantada

y los frutos del bien

y la inocencia

pues la vida constante que Nibia edificaba sol a sol

puerta a puerta

perpetuaba

la digna estirpe muerta

sus escombros de piedra y pedernales.

Nibia Sabalsagaray, docente, ha muerto

detenida. Ha muerto

torturada.

Ha muerto sostenida por vértebras macizas de silencio.

Por radicales cadenas solidarias.

Por fábricas, crisoles y lagares, por usinas y máquinas.

Ha muerto sostenida por el mundo que amaba y defendía

La sostienen aún

su humanidad germinada en las cosas

feraces

de donde provenía. Su vida clara.