Jorge Larrañaga: “Nunca hemos tenido un país tan inseguro”

Jorge Larrañaga

El precandidato presidencial Jorge Larrañaga (Partido Nacional) participó este sábado 7 de diciembre en Pocitos, en actividad organizada por la agrupación Juntos Podemos, de la cual recibió firmas respaldando la iniciativa de reforma constitucional por más seguridad “Vivir sin miedo”.

Larrañaga estuvo acompañado por Jorge Larrañaga Vidal, Ignacio Cordero y Evelyn Fernández.

En el inicio, Jorge Larrañaga Vidal destacó la instancia del mano a mano con la gente “está bueno hoy en día acercar el político y que la gente pueda plantear inquietudes y pueda conocerlo un poco más, ver quién es la persona que está detrás de las propuestas y detrás de las ideas. Somos una agrupación que se constituye principalmente por jóvenes que hace poco salimos a la cancha pero que salimos con el firme compromiso para ayudar en esta propuesta (…)  para reformar la Constitución y que todos los uruguayos podamos vivir sin miedo y con más seguridad”.

A su turno, el líder de Alianza Nacional agradeció a la “muchachada de Juntos Podemos que quiere llevar adelante un esfuerzo y que me parece tremendamente ponderable. Muchachos de distintos departamentos, de distintos lugares del país que están trabajando y a mí me parece sensacional”.

“Estamos contentos de estar haciendo nuestro deber. Más allá de que se pueda compartir o no compartir las medidas que involucran el deseo de llevar adelante este plebiscito, lo importante es que estamos luchando contra la delincuencia y contra el gobierno que pudiendo combatirla no la combate”.

“El país nunca ha tenido tanto presupuesto como el que actualmente tiene. Nunca la policía ha tenido la cantidad de efectivos que tiene hoy, 32 mil efectivos en todo el país. Y sin embargo nunca el Uruguay ha tenido el triste récord de homicidios como el que va a presentar en este año 2018, el triste récord de rapiñas de más de 30 mil que va a presentar en este año 2018. Nunca hemos tenido un país tan inseguro. Nunca hemos tenido esta situación. Por eso decimos que la forma de cambiar el tema de la inseguridad es cambiar de gobierno. Tenemos que cambiar el Gobierno porque este gobierno tiene el prejuicio ideológico de no combatir la delincuencia. Esa es la realidad, cruel y dura, porque si no, no estarían manteniendo a un ministro del Interior que ya lleva más de ocho años en el ejercicio de la función, tiene ocho o nueve interpelaciones, seis pedidos de censura. El próximo jueves 13 vamos a estar discutiendo una nueva moción de censura al ministro del Interior por los acontecimientos de Artigas, por los acontecimientos los otros días del Centro de Montevideo, por el asesinato del preso en el penal de Libertad y por todas los las cifras y las estadísticas de crímenes que realmente este año han superado todos los récords. Es insostenible la presencia del ministro del Interior, solamente perdura porque las mayorías parlamentarias lo mantienen. Esta es la realidad de un gobierno tozudo, de un presidente que no quiere dar el brazo a torcer y mantiene un ministro del Interior que realmente no ayuda al combate contra la delincuencia”.

Larrañaga repitió los conceptos surgidos de la reunión que mantuvo con el Sindicato Policial “la policía no tiene respaldo. La policía no tiene apoyo, no tiene buena distribución poblacional territorial en la superficie del país y lamentablemente eso hace a la ineficacia de la labor policial”. “Se está discutiendo en el mundo la utilización del instrumento de la legítima defensa presunta, que se le tiene que otorgar a la policía en la utilización de las armas para defender a la población. Y no se trata de gatillo fácil, se trata simplemente de tener la oportunidad de defender a la gente y defender la propia vida”.

Expresó que son necesarias las políticas sociales, las políticas educativas, las políticas de rehabilitación “pero también es necesario la prevención y la disuasión y es necesario también una palabra que para este gobierno es como veneno y es la palabra represión. Si hay que reprimir, hay que reprimir. Resulta que vimos por televisión que diez o doce enmascarados pintaban cámaras, pintaban y ensuciaban edificios privados y públicos, desafiaban a la autoridad, insultaban a los periodistas y no pasó nada. La diferencia que nosotros tenemos es clara y contundente: en un gobierno de ellos no pasa nada, en un gobierno nuestro toda esa gente hubiera terminado presa, porque no es posible que se altere el orden, se violen los derechos y se haga cualquier cosa”, finalizó.