Luis Lacalle Pou aboga por un acuerdo entre tres o cuatro partidos como “un compromiso por el país”

Por Marcelo Márquez. El precandidato presidencial, Luis Lacalle Pou se plantó en La Paloma con una mirada que veía mucho más allá del horizonte de la costa oceánica. Su perspectiva abarcaba todo el país, “rumbo a un buen gobierno”, y su primer parada –si recibe el apoyo en su interna partidaria- es la del mes de octubre como momento de zurcir en todos los puntos que los unen, en la búsqueda de las soluciones del país, “con sentido común”.

Lacalle Pou cerró el tradicional cónclave del sector Todos de La Paloma en un 2019 en “un momento único en el país” ante la eventualidad de la alternancia en el poder.

Entre sus anuncios principales, se destacan, que “en la Educación no vamos a compartir el Gobierno con las corporaciones”.
Es partidario de realizar auditorías en todas las oficinas públicas en el 2020.
Asimismo, anunció que “en nuestro gobierno terminaremos con la Bancarización obligatoria”.
Por otra parte, “vamos a renegociar la instalación de UPM, queremos la inversión pero no a cualquier precio. Si nos toca ser gobierno, vamos a renegociar todo lo que tenga que ver con UPM. Va de suyo que vamos a respetar lo acordado”.

Según Lacalle Pou “esta alternancia es distinta a todas. Estamos viviendo un momento único en el país. Desde el retorno de la democracia a la fecha: gobierno del Partido Colorado, un gobierno del Partido Nacional, cooperación entre los dos partidos fundacionales, hasta el 2005 que ingresa el Frente Amplio, vamos a tener tres gobiernos”.

Sin embargo, “lo que viene es nuevo, lo que viene es nuevo y bueno. El próximo gobierno ya no será de los dos partidos fundacionales, el próximo gobierno va a tener que tener la capacidad por matemática pura y por conformar mayoría, de establecer acuerdos con tres o cuatro partidos.

Por eso hay que hacerlo con mucha prudencia y con mucha paciencia.

Tenemos que controlar la ansiedad. Todos estamos un poco ansiosos, ¿Quién no?”, se preguntó.

No obstante, estimó que “no podemos exigir acordar ya cuando no están todos preparados. Una negociación con los otros partidos no se hace cuando se siente en la mesa el primer partido, se hace cuando se siente el último partido. Algún precandidato del Partido Colorado ha dicho que el momento es después de las internas: ya tenemos un límite fijado. Algún otro candidato como el caso de Pablo Mieres del Partido Independiente que hasta después de octubre de este año, no se acuerda”.

Por ello, según Lacalle Pou, “la pregunta es bien fácil: ¿nos apuramos ahora o vamos construyendo la posibilidad de presentarnos después de octubre? Ya no solo cuenta nuestra voluntad, cuenta la voluntad del otro”.

Mientras tanto, agregó, “¿saben lo que estamos haciendo? Estamos viendo los documentos de los otros Partidos. Estamos estudiando sus agendas de gobierno de la elección pasada. Se acuerdan cuando éramos chicos y jugábamos a ‘encuentre las siete diferencias’. Nosotros estamos jugando a encontrar las siete coincidencias, y les va a llamar la atención la cantidad de puntos en común que tenemos los distintos Partidos que estamos en la oposición. Por algo que yo decía más temprano: porque las soluciones en nuestro país son de sentido común”.

Para Lacalle Pou, “por eso esta etapa que se viene, primero en la interna y después, vamos a competir futuros cooperantes. Si yo se que compito con futuros cooperantes, los tenemos que cuidar. No se si era Álvaro (Delgado) que decía que quizás recibamos algún mordiscón. Nosotros no podemos hablar de los demás, simplemente, queremos contar con ellos”.

Estimó que “va a ser posible porque en el pasado habían acuerdos más de gobernabilidad pensando en las mayorías políticas. Era necesario. El próximo acuerdo entre los partidos políticos va a ser un compromiso con el país. Ahí en donde estamos de acuerdo, allí en donde se necesita acción y por eso ese compromiso con el país se traduce en un compromiso entre los partidos políticos”.

De compromiso

Lacalle Pou afirmó que “el gobierno que viene es un gobierno de compromiso, ya ni siquiera es un gobierno de coalición, es mucho más fuerte que un gobierno de coalición”.

“Nuestra campaña es una, no hay tres campañas. Ponemos rumbo a un buen gobierno. No creemos que debamos ir cambiando. No vamos a competir en la interna del Partido Nacional contra otros compañeros. Vamos a tratar de ser los preferidos, los elegidos. Al otro día estamos todos juntos. El compromiso que Beatriz (Argimón) planteaba, que a mí me encanta, estar el 30 de junio todos juntos en la Casa del Partido, que es nuestra casa más grande”, sostuvo el precandidato presidencial.