Luis Lisboa y elecciones en el BPS: “Gobierno electo propone derogar restricciones a trabajadores votadas por el FA”

Luis Lisboa

Luis Lisboa, quien fuera el candidato de la Lista 16 del orden de trabajadores en las pasadas elecciones del Banco de Previsión Social (BPS), consideró que el “gobierno electo propone derogar restricciones a trabajadores votadas por el FA”.

En diálogo con 2019.com.uy Lisboa recordó que “a principios de 2015 el actual gobierno presentó un proyecto de ley para modificar el régimen de elecciones de los Directores Sociales del BPS. El mismo quedo trancado en comisión de la Cámara de Senadores luego que en octubre de 2015 nosotros concurriéramos y manifestáramos entre otras cosas, que para aprobar tales modificaciones se requerían mayorías especiales de acuerdo a lo establecido en los artículos 77 y 189 de nuestra Constitución”.

Cuatro años después, agregó, “el FA reflota dicho proyecto y el mismo termina siendo aprobado en general con el voto de todos los partidos políticos pero en particular, los artículos polémicos, aprobados solamente con los votos de los legisladores oficialistas”.

“Consideramos que ello constituye una flagrante violación de nuestra Constitución y por ello, como ya lo habíamos manifestado anteriormente, los primeros días de febrero de este año vamos a presentar una acción de inconstitucionalidad contra el artículo 14 de la ley Nº 16241, de 9 de enero de 1992, en la redacción dada por el artículo 10 de la ley 19786, del 23 de agosto de 2019”, indicó.

A su entender, “las restricciones o recortes de derechos aprobados determinan que: 1)  Ya no existe la posibilidad de que cualquier trabajador habilitado a votar también pueda ser candidato a Representante de los Trabajadores en el Directorio del BPS. Antes cualquier trabajador podía juntar un número de firmas superior al 1 % del padrón (unas 8000 firmas) y con ello ser candidato”.

Asimismo, “2) Con el supuesto objetivo de “asegurar que el registro de listas se efectúe por organizaciones verdaderamente representativas” se establecen condiciones que determinan que solo organizaciones nacionales que representen a más de 8000 trabajadores afiliados activos podrían registrar listas. Estas restricciones determinan que la mayoría de los sindicatos de nuestro país pierden su derecho a tener un candidato propio”.

Según Lisboa “en la Lista 16 entendemos que la representatividad de los trabajadores la debemos definir entre TODOS los trabajadores habilitados a votar, votando y actuando con absoluta independencia política partidaria”.

Desde su punto de vista, “si realmente el gobierno actual estuviera preocupado por la representatividad, debería de haber propuesto medidas para incentivar más la participación social, facilitando y promoviendo la participación de las distintas organizaciones. Lamentablemente ello no ocurre”.

Añadió que “en estos momentos el gobierno electo analiza el borrador de un proyecto de ley de urgente consideración  en el cuál, entre otras cosas, se propone derogar las restricciones y recortes de derechos aprobados (artículo 359 de L.U.C)”.

Como consecuencia, “si ello se aprueba, podremos todos los trabajadores habilitados a votar elegir a quién consideremos sea nuestro mejor candidato a Representante de los Trabajadores en el Directorio del BPS”.

En cambio, “si ello no se aprueba, confiamos en que la Suprema Corte de Justicia determine la inconstitucionalidad de lo aprobado y con ello podremos volver a tener elecciones de verdad”.

Gobierno electo

La propuesta del gobierno electo que se encuentra en el anteproyecto de la Ley de Urgencia expresa:

ELECCIÓN DE LOS DIRECTORES SOCIALES DEL BANCO DE PREVISIÓN SOCIAL

Artículo 359. (Elección de representación en el Directorio del Banco de

Previsión Social. Registro de listas). Sustitúyese el artículo 14 de la Ley N° 16.241, de 9 de enero de 1992, en la redacción dada por el artículo 10 de la Ley N° 19.786, de 24 de setiembre de 2019, el que quedará redactado de la siguiente forma: “Artículo 14.- En cada uno de los órdenes podrán registrar listas para la elección las organizaciones con personería jurídica que representen a electores del orden respectivo y un número de electores no inferior al 1 % (uno por ciento) de los habilitados para votar en cada orden. No se admitirá ningún tipo de acumulación.”