Masonería organiza el Primer Conversatorio Republicano: Los candidatos piensan a Uruguay

Masonería con Candidatos

La Gran Logia de la Masonería del Uruguay organizó un conversatorio entre los candidatos a la presidencia de la República para conocer sus opiniones a propósito de temas específicos basados en tres ejes: Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Por ser 11 los candidatos a la presidencia se definió realizar dicha actividad en dos oportunidades, comenzando con los candidatos que tienen representación parlamentaria desde las elecciones de 2014 y y otro con los candidatos de los partidos que no la obtuvieron o que se constituyeron para esta elección.

En esta oportunidad estarán presentes Daniel Martínez (Frente Amplio), Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), Ernesto Talvi (Partido Colorado), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Gonzalo Abella (Unidad Popular).

El primer conversatorio se llevará a cabo el martes 27 de agosto a partir de las 19 horas en el Salón Confraternidad Americana del Palacio Masónico (Ana Monterroso de Lavalleja 2234).

Basados en los tres ejes mencionados se les planteará a los candidatos que aporten su visión desde la Libertad, en cómo garantizar la libertad de pensamiento, de opinión y de expresión. La laicidad y libertad de cultos. Desde la Igualdad, con la educación y construcción de ciudadanía: igualdad de oportunidades para la vida en sociedad. Y desde la Fraternidad, basada en la integración, tolerancia y convivencia social en tiempos de la interculturalidad.

El evento será moderado por el periodista Jaime Clara.

La Gran Logia de la Masonería del Uruguay considera dicha oportunidad propicia para contribuir a los consensos necesarios para enfrentar con éxito los desafíos que los tiempos que corren plantean a la sociedad uruguaya. Desde su fundación el 17 de julio de 1856, la Gran Logia de la Masonería del Uruguay ha trabajado para elevar el nivel moral e intelectual del ser humano y para que las instituciones del país se basen en los principios republicanos democráticos, auspiciando y fomentando la educación laica y liberal-democrática. En especial promueve la libertad de conciencia y la tolerancia ideológica, religiosa y política, propugnando por la prescindencia de toda consideración confesional o dogmática en la conducción de los asuntos públicos. Su objetivo, siempre, ha sido tender puentes para promover la síntesis en los debates y encauzar a la opinión por el amplio cauce de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Como institución de integración plural y promotora del humanismo laico en la sociedad, se siente en la obligación de ofrecer un ámbito donde puedan intercambiarse conocimientos, experiencias e ideas en un clima de respeto y tolerancia, sin los condicionamientos de la coyuntura, pero con el objetivo declarado de aportar a una sociedad más libre y más justa.