Navegantes – La Alternativa definió la libertad de acción de cara a la segunda vuelta electoral

Navegantes La Alternativa

Compartimos la opinión de Navegantes – La Alternativa, sectores que tiene como referentes a Esteban Valenti y su esposa Selva Andreoli, emitieron una Declaración Pública de cara al balotaje del 24 de noviembre.

“Se realizaron las elecciones nacionales el pasado 27 de octubre, ahora se conocen los resultados del escrutinio definitivo, por lo tanto las dos fórmulas que se disputarán la Presidencia y la Vicepresidencia de la República; todos los senadores y diputados electos y se pueden sacar conclusiones políticas en base a los resultados finales.

Navegantes- La Alternativa realizó su plenario y considerando estos datos es que emite esta declaración.

Nuevamente el Uruguay dio una demostración del alto nivel de civilidad y de espíritu democrático y republicano, con la participación del 90.06% de los habilitados para votar, uno de los porcentajes más altos del mundo, sin que se registraran problemas de importancia y con total transparencia y un control muy estricto que hacen incuestionables los resultados.

Los números son muy claros en cuanto un desplazamiento hacia la derecha del electorado nacional, luego de 15 años de gobernar el Frente Amplio, que perdió 194 mil votantes en relación a las elecciones anteriores. Equivalente a 18 % del total de sus votantes, 2 senadores y 8 diputados. Sigue siendo la primera fuerza electoral a nivel nacional.

Si el desastre no fue mayor fue porque el pueblo frenteamplista apeló a todas sus reservas históricas y emocionales  e hizo flamear sus banderas y su fibra de izquierda.

El conjunto de los 5 partidos coaligados de la oposición (Partido Nacional, Partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido de la Gente y Partido Independiente) suman 53.99% 17 senadores y 57 diputados. Un diputado fue elegido por el PERI. Lo que demuestra que en la alternativa planteada tanto por el oficialismo como por la oposición de continuidad o cambio, el cambio obtuvo en esta instancia una clara mayoría.

El resultado electoral marcó un cambio importante en la interna del Frente Amplio con una abrumadora mayoría de legisladores electos por el MPP, el PCU y el PS con su actual dirección ortodoxa que desplazó figuras históricas e importantes intelectuales de ese partido. Esta nueva situación reduce drásticamente la representación política, social, ideológica y cultural del actual FA.

El balotaje es la continuidad de este proceso de debate, confrontación de ideas y de proyectos expresados en dos fórmulas y en otras circunstancias electorales. Nadie puede ni debe considerar que el resultado ya está definido, en primer lugar por respeto a los ciudadanos.

Navegantes – La Alternativa en esta segunda vuelta electoral, reafirmando uno de sus principios rectores, expresa que serán sus adherentes y simpatizantes, quienes en su libertad definirán su voto en el balotaje u optarán por votar en blanco o anulado.

Este resultado de primera vuelta expresa un serio retroceso electoral del espacio de la izquierda y el centro izquierda. En el año 2014, el Frente Amplio había obtenido el 47.81  % y el Partido Independiente el 3.09% (el 50.90%). En esta oportunidad el FA obtuvo el 39.17% y el PI el 0.97%, sumados – aun considerando que representan posiciones muy diferentes – obtuvieron en el 2019 el 40.14% de los votos. Una pérdida del 10.76% para el espacio de izquierda y centro izquierda.

A esa debe agregarse que a lo largo de estos 15 años en que el FA gobernó con mayoría absoluta en el parlamento, la fractura con todos los otros partidos fue cada día más profunda e irreconciliable, producto de un uso extremadamente soberbio del poder.

Lo que el próximo gobierno debería evitar es seguir profundizando esta fractura en la sociedad y en la política uruguaya, sin que esto afecte  las diversidades políticas e ideológicas.

Los resultados obtenidos en el plebiscito sobre la reforma constitucional, con el 46.7% de los votos confirman que ésta es una de las preocupaciones más graves y urgentes de la mayoría de los uruguayos, aunque no se haya aprobado esta propuesta. Este mensaje debería ser oído por todos los partidos.

Una de las conclusiones a las que se puede llegar en base a los resultados y la notoria pérdida del espacio de izquierda y de centro izquierda es que efectivamente existía una amplia posibilidad para construir y ofrecerle a la ciudadanía una Alternativa, de izquierda democrática y republicana, en especial para los ciudadanos totalmente desencantados con el FA. La Alternativa no pudo formarse por la posición de algunos de los líderes del Partido Independiente, responsables de haber frustrado esa valiosa oportunidad.  El PI ha pagado muy cara esta actitud, con una caída estrepitosa en su votación y la pérdida de su senador y un diputado, eligiendo apenas un solo diputado, con el 0.97% de los votos, dentro de los cuales hay que  considerar los votos de la lista de Franzini Batlle. De modo  que la caída electoral fue todavía mayor, perdieron más de dos tercios de los votos del año 2014. El resultado es un veredicto implacable.

Nosotros debemos reconocer nuevamente nuestro error  al haber elegido como aliado para ese proyecto al PI, que demostró nuevamente  una total dependencia  a los partidos tradicionales, que se confirma de manera inequívoca en este balotaje. Con la adhesión inmediata del PI a la candidatura de Lacalle Pou, se ha comprobado que Navegantes – La Alternativa expuso en su momento las verdaderas  razones de la destrucción de La Alternativa por parte del PI. En estos momentos además de emitir nuestra opinión, obviamente en forma limitada por haber quedado excluidos de la contienda electoral, estamos abocados a la tarea de formar el partido Navegantes – La Alternativa.

Nuestros diferentes referentes han dado su opinión en diversos medios de prensa, que aunque siendo personal expresa la decisión de Navegantes – La Alternativa de seguir haciendo política, proponiendo ideas y aportando todo nuestro esfuerzo para un Proyecto Nacional en medio de una situación regional e internacional particularmente negativa y compleja, lo que reclama una amplia coincidencia  de fuerzas sociales, políticas, culturales de los uruguayos y un conjunto de políticas económicas y reformas, sociales, de seguridad, educativas, institucionales, culturales afrontadas con audacia y con extrema sensibilidad social, Incluyendo la defensa de la Verdad y Justicia en el tema de los derechos humanos y la lucha implacable contra cualquier forma de corrupción”.

Montevideo, 8 de noviembre del 2019.