Opción Consultores: PN 27%; FA 26%; PC 12%; PI y PGente 5%; UP y otros 2; 11% en Blanco/anulado; 12% Indecisos

Opción Consultores

Se conocen los datos de la encuestadora Opción Consultores: PN 27%; FA 26%; PC 12%; PI y PGente 5%; UP y otros 2; 11% en Blanco/anulado; 12% Indecisos. El posicionamiento de los Partidos Políticos a un año de las Elecciones Nacionales.

Escenario estable de liderazgo y fuerte paridad entre Frente Amplio y Partido Nacional, con tendencia de crecimiento de otros partidos.

Para analizar cómo se perfilan los partidos de cara a la próxima elección, nuestro instrumento central consiste en una pregunta de encuesta (formulada en forma trimestral en nuestro Monitor de Opinión Pública) que solicita indicar el partido al que se votaría si las elecciones fueran el próximo domingo. La pregunta menciona explícitamente a todos los partidos con representación parlamentaria y ofrece la posibilidad de indicar preferencias por otros partidos. Además, esta pregunta permite también contabilizar al segmento del electorado aún indefinido, entre los que se cuentan tanto los indecisos como los votantes en blanco o anulado (cuya mayoría muy factiblemente se incline por algún partido al momento de la votación).

Como se observa en el gráfico 1, el año cierra con un liderazgo y empate técnico entre el Partido Nacional y el Frente Amplio, separados únicamente por un 1 punto de diferencia (27% y 26% respectivamente). En un tercer lugar se ubica el Partido Colorado con un 12%, mientras que en cuarto lugar hay un empate en 5% entre el Partido Independiente y Partido de la Gente. Finalmente, otros partidos sumados alcanzan el 2% (del que Unidad Popular capta más de la mitad de las preferencias) y la población que técnicamente cabe llamar “indefinida” suma un 23% (distribuida en un 11% de votantes en blanco o anulado y un 12% de indecisos).

Intención de Voto por Partidos

Si uno observa estos resultados a la luz de las tendencias registradas durante el presente ciclo de gobierno, lo que predomina es una fotografía de fuerte estabilidad. De un lado, el liderazgo y paridad entre el FA y el PN ha sido una constante en todas nuestras mediciones posteriores a las elecciones de 2014, con fluctuaciones que pueden considerarse menores. De hecho, al calcular el promedio de intención de voto obtenido por el PN y FA entre 2016 y 2018 (28% PN y 27% FA), los datos son casi idénticos a los de nuestra última medición de diciembre (27% PN y 26% FA). Otra tendencia de relativa estabilidad (especialmente desde mediados de 2017 en adelante) está dada por la situación del Partido Independiente y el Partido de la Gente. En el caso del PI, se observa desde junio 2017 un repunte respecto a las mediciones anteriores y a partir de allí una fluctuación entre el 4% y 5%. El PG, en tanto, se incorpora a la arena política en el segundo semestre de 2016, recogiendo en la mayoría de mediciones iniciales un 3% y creciendo desde setiembre de 2017 para luego estabilizarse (salvo alguna medición puntual) en una intención de voto entre el 4% y 5%.

Dentro de este panorama de prevalente estabilidad, la novedad más saliente del corriente año es el crecimiento progresivo del Partido Colorado. Comparando las últimas 4 mediciones realizadas, el PC creció cada vez respecto a la medición previa: en junio creció 2 puntos respecto a abril, en octubre 2 puntos respecto a junio y en diciembre 1 punto respecto a octubre. En lo global, el PC alcanza hoy el 12%, lo que constituye su máximo registro en nuestra serie histórica posterior al pasado ciclo electoral.

Evolución de Intención de Voto por Partido (2016-2018).

Respecto a 2014, el FA inicia la campaña electoral con 9% menos y el Partido Nacional con 6% más de intención de voto.

¿Cómo se posicionaban los partidos 5 años atrás de cara a la elección de 2014 y cómo se posicionan ahora? Esta sin duda es otra de las preguntas relevantes a formularse pues otorga un marco comparativo para analizar el punto de partida de la campaña. El gráfico 3 sintetiza esta información comparando nuestras encuestas de intención de voto de noviembre 2013 y diciembre 2018. Es evidente que el actual escenario resulta más adverso para el Frente Amplio. La actual intención de voto al FA de 27% se encuentra 9 puntos por debajo de la registrada en noviembre de 2013 y es además 21 puntos inferior a su votación en las elecciones de octubre de 2014. Hay, en otras palabras, un segmento significativo de electores que votaron al Frente Amplio en 2014 y que hoy no lo votarían. Parte de este segmento se ha volcado hacia otras opciones electorales pero la mayoría aún continúa en situación de indefinición, lo cual constituye uno de los varios factores que describe el panorama actual como incierto, abierto y competitivo.

Respecto a los otros partidos, la comparación con 5 años atrás exhibe el fortalecimiento del Partido Nacional. En 2013, el PN fluctuaba en niveles de intención de voto entre 21% y 24%, mientras que este año lo ha hecho entre el 27% y 31%. Si se compara estrictamente noviembre de 2013 con diciembre de 2018, el PN está hoy 6 puntos por encima de su intención de voto 5 años atrás. También hay un evidente crecimiento en la intención de voto al PI. Su promedio anual actual supera levemente el 4% y duplica su intención de voto 5 años atrás, más cercana a guarismos en torno al 2%. Finalmente, al haber crecido al 12% en intención de voto, el Partido Colorado muestra hoy una situación preelectoral bastante similar a la de 5 años atrás. Si bien en noviembre de 2013 el PC marcaba 16% de intención de voto (4 puntos más que en actualidad), el promedio del PC en 2013 estuvo en 13%. Globalmente, si el PC mantiene crece 1 o 2 puntos más en las primeras mediciones de 2019, comenzará el año electoral en una situación de intención de voto muy similar a la de 2014.

Intención de Voto por Partido (Noviembre 2013 versus Diciembre 2018).

Un 23% del electorado aún no ha definido su voto de cara a la próxima elección y su evolución será decisiva para el resultado de la misma.

Hasta ahora hemos analizado las tendencias de voto para los principales partidos que integran el sistema político uruguayo. Sin embargo, resta referirnos a un segmento del electorado cuyo comportamiento electoral resulta de difícil estimación. Al igual que sucede habitualmente en las mediciones realizadas a apreciable distancia de la elección, en nuestra medición de diciembre una significativa proporción de los uruguayos declaró no saber a qué partido votará en las próximas elecciones (12%) o manifestó que votaría blanco o anulado (11%). Es sensato considerar a estos dos segmentos como “indefinidos”. Como hemos explicado anteriormente, si bien existe una proporción de uruguayos que efectivamente votarán en blanco o anulado, habitualmente es una proporción mucho menor de la que figura en las encuestas de opinión pública a esta altura del ciclo electoral. El 23% de votantes indefinidos registrado en una nuestra medición de diciembre es casualmente idéntico al promedio anual de nuestras cuatro mediciones de 2018. Tomando en cuenta el margen de error propio de las encuestas y que habrá un porcentaje que finalmente vote en blanco o anulado, la estimación más sensata es que cerca de un quinto de la ciudadanía está compuesto por electores que hoy no tienen definido su voto pero que finalmente optarán por alguna de las ofertas partidarias existentes. En esta población, donde hay una sobre-representación de los votantes con menor interés o conocimiento por temas políticos, serán especialmente importantes las campañas y la sintonía con los candidatos presidenciales que presenten las diferentes fuerzas políticas.

Fuente Contenido e Imagen: www.opcion.com.uy