¿Qué opinaron en Comisión sobre participación equitativa de ambos sexos en órganos electivos nacionales y departamentales de partidos?

mujeres en política

La Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración de la Cámara de Representantes aprobó el pasado miércoles 6 por mayoría el proyecto de ley por el que se establece la participación equitativa de ambos sexos en la integración de los “Órganos electivos nacionales, departamentales y de dirección de los partidos políticos”.

BOTTINO (Cecilia).‑ En su momento, habíamos sondeado hacer una modificación al proyecto original buscando una integración paritaria en los órganos electivos. La propuesta del Senado establecía un género distinto cada tres lugares y la modificación proponía que en lugar de cada tres fuera cada dos, lo que llevaba a que la integración de las listas fuera paritaria. Hicimos los sondeos correspondientes en virtud de que este proyecto de ley necesita una mayoría especial y sabemos que no están dadas las condiciones como para que esa propuesta avance. Nos hubiera gustado alcanzar la paridad y la integración igualitaria de las listas. En virtud de que ello no es posible, y teniendo en consideración los acuerdos que se alcanzaron en el Senado entre todos los partidos políticos, estaríamos en condiciones de votarlo tal como vino del Senado.

FERRARI (Tatiana).‑ Por lo conversado con el señor diputado Radío estamos de acuerdo en votar el proyecto tal como vino del Senado. No íbamos a votarlo si había una modificación con respecto a la paridad, pero si no la hay, estamos en condiciones de votarlo.

ABDALA (Pablo). Voy a dejar una constancia con relación a una fundamentación que ya realicé en el ámbito de la Comisión cuando ingresamos al análisis de esta iniciativa. No voy a reiterar los fundamentos porque, como se sugería con buen criterio, vamos a desarrollarlos en sala y allí cada quien planteará su posición. Nosotros no vamos a votar este proyecto, y cuando digo nosotros debería hablar en primera persona del singular: yo no voy a votarlo. El Partido Nacional ha resuelto dejar en libertad de acción a los señores legisladores y quienes representamos al partido en el ámbito de la Comisión nos pronunciaremos de manera diferente con relación a la elección de determinados instrumentos aplicados a un objetivo que todos compartimos y a valores con los que seguramente todos comulgamos: la equidad, la justicia y la igualdad. La forma de desarrollarlos y concretarlos será materia de apreciación pragmática de cada quien. Por estas razones y por las que desarrollaré en el informe que haga al plenario de la Cámara cuando se trate este proyecto, dejo constancia de que no lo voy a votar.

PASQUET (Ope). En su momento, adelanté la idea de introducir aquí una acotación temporal a la vigencia de estas disposiciones, porque si este es un proyecto que se funda en la existencia de discriminación, todos los especialistas que opinan sobre esta materia señalan que una característica esencial de la legislación antidiscriminatoria es un límite de tiempo para no instituir en forma permanente lo que viene a ser una discriminación en otro sentido para corregir la anterior. Tengo claro que en la Comisión no hay ambiente para recibir esa propuesta y no voy a insistir sobre ello, pero votaré este proyecto con salvedades porque me parece que ese elemento es esencial para configurar una legislación antidiscriminatoria, porque si no es otra cosa.

Hago mías las palabras del diputado Abdala en el sentido de que esto es personal. Nuestra bancada también acordó que esto se resolvería en función del criterio que cada uno aplique. Informaré de esto a mi bancada y cada cual adoptará la posición que entienda conveniente.

UMPIÉRREZ (Alejo). Como bien menciona el diputado Abdala, en el Partido Nacional esto va a manejarse con libertad de acción porque no hay unanimidad de criterios. Nosotros vamos a acompañar el proyecto. Somos partidarios de este mecanismo para tratar de corregir una discriminación que se genera en la sociedad, que viene secularmente. Entendemos que lo correcto hubiera sido establecer, como lo hacía el proyecto anterior que ya venció, un plazo temporal, porque las discriminaciones no pueden ser perpetuas y, eventualmente, ante su corrección, corresponde la caducidad de la norma. Entiendo que lo correcto hubiera sido establecerlo por uno o dos períodos para luego de ese tiempo volver a analizar la norma y ver la necesidad de su postergación o de dejarla sin efecto. Si existiera ese ánimo estaríamos dispuestos a que fuera por diez años para abarcar dos períodos electorales, pero en caso contrario lo acompañaremos en general y dejaremos constancia de esta carencia. Entendemos que después de subsanada la deficiencia que existe habrá que proponer la derogación de la norma si ello corresponde en su momento.

FERRARI (Tatiana). Me sumo a las palabras de los señores diputados Pasquet y Umpiérrez. En lo personal, considero que hubiese sido oportuno que existiera un plazo porque, como decía el diputado Pasquet, estas normativas tratan la problemática social de un momento específico, pero por un acuerdo partidario voy a votar este proyecto tal como viene del Senado.

PRESIDENTA. Suscribo y comparto lo planteado por la diputada Bottino en el sentido de que hubiera sido deseable modificar la relación que se establece en este proyecto de ley para lograr así la paridad. Entiendo que no están dadas las condiciones, tal como ella lo expresó, pero sin perjuicio de ello acompañamos y priorizamos la aprobación de este proyecto, lo que no implica que no podamos y debamos realizar una evaluación del funcionamiento de esta medida a lo largo del tiempo, aunque quizá los tiempos son un poco más largos que un período electoral. Lo deseable es corregir la inequidad existente, y si a lo largo del tiempo se corrige tal vez podamos reconsiderar la norma. La prioridad es que el proyecto sea aprobado tal como viene del Senado.

DE LOS SANTOS (Darcy). Vamos a acompañar el proyecto. Pertenecemos a una organización política que en su estatuto tiene definida la paridad y, por lo tanto, hubiésemos aspirado a un régimen de paridad uno a uno. Entendemos ‑como han dicho quienes manifestaron su apoyo en función de los acuerdos políticos‑ que esto es parte de la práctica política que el Uruguay lleva adelante en la que optamos por lo posible y no por lo excelente, en función de que a veces lo excelente es simplemente utópico. Quiero dejar la constancia de que en nuestra experiencia política partidaria ha sido de un enriquecimiento continuo el hecho de generar las condiciones de paridad para compañeras y compañeros en todos nuestros cargos electivos. Sinceramente, esa práctica nos lleva a un conocimiento pleno de nuestra posición hoy.

En cuanto a la temporalidad, creo que la evolución de las leyes es dinámica con la sociedad. Hoy estamos discutiendo la revisión al Código del Proceso Penal, y estamos por iniciar la discusión ‑esperamos que así sea‑ del Código Penal en función de que la sociedad ha evolucionado. Creo que eso va a ser materia de legislación más adelante, cuando haya que revisarlo. Por lo tanto, no creemos que no fijar un plazo sea una limitante o un inconveniente, porque en definitiva será la evaluación del proceso la que dará los tiempos para la vigencia de lo que estamos aprobando hoy.

GONZÁLEZ (Pablo). En su último congreso, el Frente Amplio votó la paridad en las listas como un criterio para instrumentar. Más allá del marco normativo, cada partido tiene la libertad de definir cómo organiza y estructura sus listas para presentar a sus electores, y el Frente Amplio, más allá del marco electoral, ha tomado una decisión política. En lo personal, no la comparto. Para mí, la discriminación es discriminación, sea positiva o negativa, y no considero que con el régimen de elección que tenemos podamos solucionar lo relativo a la participación de la mujer. Se distribuyen dos bancas por departamento y la mayoría de las veces las listas son encabezadas por hombres; el propio sistema hace que esto no se pueda solucionar poniendo uno y uno. Los electores son los que definen quiénes nos representan. Salvo que vayamos a una reforma electoral en la que el elector defina a una persona para que lo represente en el Parlamento, y no a una lista, en este sistema discriminar va a seguir siendo discriminar. Discriminamos para la representación territorial y ahora también discriminamos por sexo. Seguimos discriminando y, para mí, por más que tenga el mote de positiva, la discriminación no deja de ser discriminación.

ITURRALDE (Pablo). Dejo constancia de que voy a acompañar el proyecto tal como viene del Senado.

PRESIDENTA. Si no se hace uso de la palabra, se va a votar si se pasa a la discusión particular.

(Se vota)

-Nueve en diez: AFIRMATIVA.

En discusión particular.

Si hay acuerdo, procederíamos a la votación en bloque del articulado.

(Apoyados)

-Si no se hace de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

-Nueve en diez: AFIRMATIVA.

Ha quedado aprobado el proyecto.

BOTTINO (Cecilia). Propongo al diputado Darcy de los Santos como miembro informante.

(Apoyados)

PRESIDENTA. De acuerdo con lo propuesto, el diputado Darcy de los Santos será el miembro informante en mayoría. La Mesa pregunta al diputado Pablo Abdala si presentará un informe en minoría.

ABDALA (Pablo). Efectivamente, presidenta.

Fuente Imagen: sdpnoticias.com