Pablo Mieres: En el caso de Sartori confluyen “el poder del dinero” y “la demagogia”

Pablo Mieres

por Marcelo Márquez.

El precandidato presidencial Pablo Mieres (Partido Independiente) advirtió sobre la irrupción en el escenario político de una figura como el precandidato del Partido Nacional, Juan Sartori, en donde, a su entender, confluyen “el poder del dinero” y “la demagogia” porque “vende sueños que no tiene posibilidades reales de concretar”.

En entrevista con 2019.com.uy respecto a las expectativas del Partido Independiente (PI) y las prioridades de cara al 30 de junio en momentos en que el Frente Amplio, el Partido Nacional, y el Partido Colorado dirimen su interna, Mieres sostuvo que si bien su colectividad no afronta una interna, “el trabajo partidario es muy importante, porque nosotros también estamos eligiendo convencionales nacionales y convencionales departamentales.

Asimismo, “estamos trabajando muy fuerte para la presentación del programa de gobierno que será en los primeros días de junio”.

“Allí estamos haciendo una fuerte apuesta para ver si logramos un acuerdo de todos los partidos en materia de educación tomando como base los documentos de Eduy21 para la necesaria reforma educativa. En ese sentido ya nos reunimos con seis precandidatos, con Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou, Ernesto Talvi, Jorge Larrañaga, Julio María Sanguinetti, y con Mario Bergara. Luego nos reuniremos con los restantes precandidatos para cerrar esta ronda.

Al ser consultado sobre qué dejó la experiencia de La Alternativa, el precandidato presidencial del PI consideró que una de las principales enseñanzas “es que no se puede actuar de manera precipitada”.

Señaló que se había trabajado mucho por este emprendimiento “sobre la base de la confianza, pero, si no hay confianza y si esta se pierde”, no sirve de nada seguir adelante.

Ante la situación suscitada, reivindicó “la actitud valiente, con coraje, y dispuesto a recibir las críticas” de tomar la decisión que se tomó con el novel agrupamiento político, aunque puntualizó que “se continúa trabajando junto a Avanza País de José Pablo Franzini”.

En lo atinente a las expectativas hacia las elecciones nacionales y departamentales de octubre, Mieres fue claro: “queremos demostrar que somos la mejor opción, con las mejores propuestas”.

A su entender, el Partido Independiente, luego del resultado de la primer vuelta de octubre se transformará en la llave para determinar el nuevo gobierno: “seremos la fuerza definitoria”, enfatizó.

El nucleamiento también reivindicará que “es un tiempo de cambio, y que cambiar se puede”, como expresa su consigna de campaña, en base a muchas ideas y propuestas.

Al consultársele sobre la postura de sectores oficialistas que apelan a la palabra cambio para que esta no sea un patrimonio exclusivo de la oposición y promueven “para seguir cambiando”, Mieres manifestó que el Frente Amplio reivindica los tres gobiernos que ya pasaron y pregonan que van por un cuarto, y al pasar raya, dijo: “son la continuidad y es alarmante la actual inercia con la que se encuentra el gobierno”.

Desde el Partido Independiente se levantan las banderas que permitan alcanzar mejoras en “el trabajo, la educación, la seguridad, el crecimiento, la competitividad”, entre otros puntos.

Evaluó que en el país se ha deteriorado “la convivencia social, es un momento muy delicado” y se percibe “un gobierno desgastado”, y que es necesaria “una alternancia” en el poder.

Preocupación

Mieres también fue consultado como hombre político y también como académico respecto a la irrupción de Juan Sartori en la vida política del país, siendo sumamente crítico con el precandidato presidencial del Partido Nacional.

“Veo el tema con preocupación, y no porque sea alguien nuevo que llega a la política, lo cual, sería totalmente válido. El tema es el uso del poder del dinero exorbitante por parte de una persona”, lo cual, según Mieres “viene a cambiar las reglas de juego”, y expuso como uno de los ejemplos “la violación de la veda electoral”.

Calificó como muy preocupante su discurso, al cual, no dudó de calificar de apelar a la “demagogia” porque “vende sueños que no tiene posibilidades reales de concretar”, aludiendo a la creación de los 100.000 puestos de trabajo, y la promesa de medicamentos gratis para los jubilados.

Más arduo

En lo que tiene que ver con la incidencia de las redes sociales en las campañas políticas, Mieres evaluó que son importantes aunque no sustituyen el mano a mano del político, y que si bien tienen su incidencia, no cree que definan un resultado.

No obstante, afirmó que “el trabajo es más arduo porque hay cada vez más instancias”.

“Antes la gira se hacían en el tren. Ahora, en auto, y en avioneta los que tienen más dinero. Antes eran los grandes diarios, luego la radio, posteriormente la televisión, los canales por cable, y ahora Internet”, estimó.

Por tanto, “todo se suma, y hay que estar en todos lados”.