• Javier Miranda: Un legislador puede tener una actitud muy digna al dejar un lema “pero no quiere decir que se vaya con la banca para otro partido”

    El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda dio su opinión respecto al proyecto de ley impulsado por la coalición de izquierda sobre la titularidad de las bancas legislativas, considerando que un legislador puede tener una actitud muy digna al dejar un lema “pero no quiere decir que se vaya con la banca para otro partido”. Continuar leyendo

  • Con la presencia de Luis Lacalle Pou, el ex diputado David Doti formaliza su ingreso al sector Todos

    El ex diputado David Doti, en otros tiempos pertenecientes a las huestes de Alianza Nacional, invita para que lo acompañen en la conferencia de prensa que realizará el sábado 30 a la hora 10:00, en la Casa del Partido Nacional (Gral. Leandro Gómez casi 33 Orientales), de la ciudad de Paysandú, contando con la presencia del senador Luis Lacalle Pou, líder del Sector “TODOS”, donde informaré las razones de mi incorporación a dicho sector. Continuar leyendo

  • Encuesta Radar: FA 35%; PN 25%; PC 8%; PGente 7%; PI 2%, UP 1%; En Blanco o Anulado 9%; NS/NC 11%

    El FA recupera lentamente sus votantes “enojados”. Los votos de la oposición se dividen, crecen el PC y el PG.

    27-06-2018 – (Encuesta de Radar difundido en VTV Noticias).

    A modo de resumen ejecutivo…

    En estos últimos meses  hemos visto varios movimientos en los diferentes partidos. Si bien no podemos decir aun que estamos en plena campaña electoral, se van desplazando las piezas en el tablero de ajedrez y se van perfilando posibles precandidaturas de cara a las elecciones internas de junio 2019. Con los resultados de nuestra encuesta del mes de junio a la vista, podemos emitir las siguientes hipótesis:

    el ingreso de Julio María Sanguinetti a la campaña provocó un rápido repunte del Partido Colorado.

    El “pase” del ex fiscal Gustavo Zubía al Partido de la Gente, así como una mayor visibilidad de dicho partido como tal por encima de la figura de su líder Edgardo Novick parecen comenzar a rendir frutos a esta nueva agrupación política, que crece en intención de voto.

    El Frente Amplio sigue recuperando de a poco a sus votantes enojados que se encontraban en el segmento de indecisos o de personas que afirmaban que votarían en blanco, anulado, o simplemente que no irían a votar.

    En regla general, se instala la percepción por parte de un amplio sector de la ciudadanía de que el Partido Nacional no va a ganar las próximas elecciones, lo cual hace que muchos votantes opositores (llamémosles “anti FA”) pero no identificados con el Partido Nacional abandonen la idea del “voto útil” y se inclinen hacia otras opciones con las que se identifican más en este momento. Esto provoca una creciente atomización de los votos de la oposición.

    ¿Qué preguntas se hicieron ?

    Al igual que venimos haciendo desde hace dos años, la intención de voto se midió de dos formas diferentes y complementarias:

    Por un lado relevamos la intención de voto por partido, mostrando la lista de los mismos. Es importante destacar justamente que no se trata de una pregunta abierta sino mostrando un listado de opciones de respuesta, incluyendo el voto en blanco y anulado y la opción de no concurrir a votar.

    Por otro lado presentamos escenarios posibles de primera vuelta, con nombres y apellidos de un candidato por partido. Partimos de la hipótesis – que hemos podido confirmar reiteradamente – que según quiénes sean los candidatos de uno y otro partido la intención de voto puede variar muy significativamente. Aquí se muestran los nombres de los candidatos, a qué partido pertenecen, y su foto. Como resulta imposible “testear” todas las combinaciones posibles de candidatos, ya que solo unos pocos dirigentes han confirmado que competirán en las internas de sus respectivos partidos, hemos ido alternando diferentes escenarios a lo largo del último año y medio. En esta encuesta en particular testeamos diferentes combinaciones de candidatos alternando nombres en el Partido Colorado: José Amorín, Ernesto Talvi y Julio María Sanguinetti.

    Como en nuestras encuestas anteriores cabe aclarar que en no hacemos ninguna “repregunta”: sabemos que muchas personas que responden “no sé”, “voto en blanco”, “voto anulado”, o “no voy a votar” tienen una inclinación hacia uno u otro partido pero por alguna razón no la quieren responder: voto “vergonzante”, o enojo hacia el partido al que siempre votaron, u otras razones. La “repregunta” suele reducir significativemente las intenciones de voto en blanco, anulado, o los “No sabe / No contesta”. En esta encuesta no hay “repregunta”.

    La intención de voto por partido

    En nuestra encuesta realizada entre el 17 y el 24 de junio, la intención de voto por partido es la siguiente: el Frente Amplio lidera con 35%, seguido por el Partido Nacional con 25%. Le siguen el Partido Colorado con 8%,  el Partido de la Gente con 7% y el Partido Independiente con 2%. Los demás partidos (Unidad Popular, PERI y Partido de los Trabajadores) suman 3%. Un 9% dice que votará en blanco o anulado y un 11% no sabe o no quiere contestar la pregunta. Debemos aclarar que un 2% de los encuestados declaró que no votaría, por lo que se eliminaron del cálculo de los porcentajes de intención de voto. Intención de voto por partido

    En cuanto a la evolución de la intención de voto, pueden notarse las siguientes tendencias:

    Entre abril y junio la intención de voto del FA crece dos puntos y la suma de votos en blanco, anulados e indecisos baja dos puntos. Y si miramos la tendencia de esas dos líneas desde octubre 2017, el FA creció 6 puntos mientras los votos en blanco + anulados + NS + NC cayeron 10 puntos.

    El PN no parece capitalizar la caída de los “indecisos” y “enojados”, ya que cae 4 puntos en el último bimestre y siete puntos desde el pico más alto que tuvo hace un año.

    El PC crece dos puntos en el último bimestre y el PG crece tres puntos. La entrada en escena de Sanguinetti y la incorporación del ex fiscal Zubía al Partido de la Gente han tenido un retorno importante para ambos partidos.  Incluso, por primera vez la intención de voto de “Partido de la Gente” se acerca mucho a la de “Edgardo Novick” y el partido comienza a tener una identidad propia más allá de la figura de su líder.

    Parecería que existe un importante sector de la población sin filiación partidaria clara pero claramente no frenteamplista que oscila entre el Partido Nacional, el Colorado y el de la Gente pero ninguno logra captar un contingente importante de “indecisos” y “enojados”.

    La intención de voto hacia el PN sigue estando mucho más cerca de su votación real de 2014 (31%) que para el FA (48%), pero la diferencia se va reduciendo poco a poco. Claramente sigue habiendo un importante segmento de ex votantes del FA desconformes que aun están lejos de decidirse a volver a votarlo, aunque son menos que hace un año.

    Evolución intención de voto

    Al ponerle nombres a las candidaturas…

    Hemos presentado a los encuestados diferentes escenarios posibles, variando entre dos dirigentes del Frente Amplio (Daniel Martínez y Yamandú Orsi), dos del Partido Nacional (Luis Lacalle y Jorge Larrañaga) y tres del Partido Colorado (José Amorín, Ernesto Talvi y Julio María Sanguinetti). Los demás nombres se mantuvieron fijos en todos los escentarios: Pablo Mieres, Edgardo Novick, Gonzalo Abella, César Vega y Rafael Fernández. Mostraremos solo algunos de los escenarios, ya que varios de ellos muestran resultados muy similares.

    El escenario con Martínez, Lacalle y Amorín

    Si los candidatos del FA, del PN y del PC fueran respectivamente Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou y José Amorín, el FA obtendría un punto más que en la intención de voto por partido, el PN un punto menos y el PC tres menos. De los cuatro puntos que perderían los partidos fundacionales, tres serían captados por Novick. Esto significa claramente que esta “oferta” de candidatos de los partidos Blanco y Colorado no satisface a todos sus simpatizantes, principalmente a los del segundo.

    Con Amorín

    Si Talvi fuera el candidato colorado

    Si en lugar de José Amorín el candidato del PC fuera Ernesto Talvi, el PC obtendía el mismo porcentaje que en la intención de voto por partido, o sea tres puntos más que José Amorín. Lacalle obtendría dos puntos menos y Novick dos más. Es el escenario más parecido a la intención de voto por partido.

    Con Talvi

    ¿Y si el candidato fuera Sanguinetti?

    Si mantenemos todos los demás candidatos de los dos escenarios anteriores pero el del PC fuera Julio María Sanguinetti, este partido obtendría su mejor resultado:  3 puntos más que la intención de voto por partido. Además, Lacalle obtendría su peor resultado (4 puntos menos que en la intención de voto por partido) y hasta el FA perdería un punto. Esto muestra claramente lo que ya mencionamos anteriormente: alrededor de un 20% de quienes votarían a Lacalle en primera vuelta no son ciudadanos que se identifican con el Partido Nacional sino personas que lo votarían para impedir un nuevo triunfo del FA. Pero si se les diera la opción de votar a Sanguinetti lo harían. De la misma forma que se ha especulado mucho acerca de los “votos prestados” del PC al FA, hoy podemos hablar de los “votos prestados” del PC al PN y que podrían volver, al menos en parte, si el candidato fuera Sanguinetti.

    Con Sanguinetti

    Si el candidato del Partido Nacional fuera Larrañaga

    Si el candidato del Partido Nacional fuera Jorge Larrañaga en lugar de Luis Lacalle, y manteniendo las demás piezas del puzzle como en el escenario anterior, el FA mantendría prácticamente la misma votación pero el PN caería seis puntos, dos de los cuales irían al PC, dos a Novick, y uno al PI. Es más, los porcentajes que obtendrían el PN, el PC y el PG estarían en un entorno de ±3 puntos porcentuales y con 19% de indecisos y votos en blanco o anulados. Es el escenario en el que más se dividen los votos de la oposición.

    Con Larrañaga

    Y si el candidato del FA fuera Orsi?

    Siempre en el terreno de lo hipotético, quisimos comparar la votación que obtendría Daniel Martínez con la de otro posible candidato del FA y elegimos arbitrariamente a Yamandú Orsi, manteniendo a Lacalle y Sanguinetti como candidatos del PN y del PC respectivamente. En este caso el FA perdería 4 puntos en relación a si el candidato fuera Martínez, pero prácticamente nada de esos 4 puntos irían a los dos partidos fundacionales; solo un punto a Sanguinetti, y tres a los “blanco + anulados + indecisos”. En más claro, si se cambia a Martínez por Orsi el escenario no cambia significativamente para la oposición. Con Orsi

    ¿Qué partido creen los uruguayos que ganará las próximas elecciones?

    La percepción de que el FA ganará las próximas elecciones se mantiene e incluso ha crecido en estos últimos seis meses: 50% de la población cree que el próximo gobierno será del FA. Por el contrario, cada vez menos uruguayos creen que el Partido Nacional puede ganar. Esto se ve muy claramente al cruzar esta pregunta por la intención de voto: mientras casi todos los simpatizantes del FA creen que ese partido ganará las elecciones, un 20% de los votantes del PN también cree lo mismo. Y comienza a aparecer incluso un porcentaje no despreciable de personas que comienza a creer que otros partidos pueden ganar. Como decíamos al principio de esta nota, esta percepción de que en el estado actual de las cosas el PN no puede ganarle al FA contribuye a que un segmento importante de votantes claramente anti FA pero sin simpatía particular por otro partido comience a considerar no votar a Lacalle y opte por el Partido Colorado, el Partido de la Gente o el Partido Independiente. Llevando este razonamiento al extremo, a estos partidos les podría llegar a convenir que siga creciendo la percepción de que el FA se encamina hacia un 4º gobierno.

    Las preguntas sobre intención de voto que se presentan en esta nota fueron contratadas y publicadas en exclusividad por VTV Noticias el 27 de junio de 2018.

    Fuente Contenido e Imagen: Radar para VTV Noticias.

  • Comenzó la Temporada: “Y si la gente me lo pide”

    El otro día informalmente conversábamos con algunos integrantes de nuestro Comité Ejecutivo a propósito de que en las redes sociales y en la prensa, está comenzando la octava temporada (sino haga usted mismo la cuenta desde el año 1984 a la fecha, una temporada cada cinco años) de un clásico de todos los clásicos de la política uruguaya contemporánea: “si la gente me lo pide”. Continuar leyendo