Pronunciamiento del PI a 36 años del Acto del Obelisco

PI

En el 36o. Aniversario del acto del Obelisco, la Mesa Ejecutiva Nacional del Partido Independiente dice “No a la reinstauración de los discursos de odio, contrarios a las convicciones democráticas.”

“Compatriotas, proclamemos bien alto y todos juntos, para que nuestro grito rasgue el firmamento y resuene de un confín a otro del terruño, de modo que ningún sordo, de esos que no quiere oír, diga que no lo escuchó: ¡Viva la patria! ¡Viva la libertad! ¡Viva la república! ¡Viva la democracia!”

Con esta frase que debería considerarse inaugural de la recuperación democrática del Uruguay, Alberto Candeau cerraba, hace hoy 36 años, el más heroico gesto político de nuestra historia reciente.

Aquel 27 de noviembre de 1983, unos 130 dirigentes de los cuatro partidos del país se subieron juntos al estrado de un acto al que habían convocado a la ciudadanía, frente al Obelisco a los constituyentes de nuestra República, para decir fuerte y claro, que los uruguayos estábamos dispuestos a recuperar la libertad, y que la única división posible era entre dictadura y democracia.

Tan lejos hemos llegado en honrar aquellas consignas en estos 36 años que Uruguay ha alcanzado la condición de país con democracia plena, el mejor posicionado de América Latina.

“No existe discrepancia alguna, por profunda que pueda ser, que autorice a comprometer el destino libre y democrático de la República”, decía la proclama del Obelisco, que refrendaron con su aplauso y su presencia casi medio millón de uruguayos.

Hoy las amenazas a la democracia y a la condición libertaria llegan vestidas ya no de mera dictadura, sino de autoritarismos que apelan a las pulsiones del miedo, la voluntad de orden o la deslegitimación del otro.

Es por eso que, en estos días en que por octava oportunidad consecutiva los uruguayos concretamos el mayor gesto democrático que honra aquel del Obelisco, una vez más el Partido Independiente celebra y reafirma su compromiso con la democracia, la libertad y la República. En ese sentido, condena a quienes desde la nostalgia autoritaria han pretendido reinstalar un discurso de odio y de exclusión, contrario a nuestras convicciones democráticas.

Montevideo, 27 de noviembre de 2019.