Radar presentó la intención de voto actual

Encuestas

La intención de voto actual según la empresa Radar.

En nuestra encuesta realizada entre el 6 y el 12 de agosto, Daniel Martínez obtiene un 37.3% de intención de voto; le siguen Luis Lacalle con 21.8% y Ernesto Talvi con 20.4%. En cuarto lugar se ubica Guido Manini Ríos con 9.4%. Con 1.5% se encuentra Gonzalo Abella (Unidad Popular), con 1.1% César Vega (PERI) y con 1.1% Pablo Mieres (Partido Independiente). Gustavo Salle obtendría un 0.8% y Edgardo Novick un 0.6%. Rafael Fernández, del Partido de los Trabajadores, y Daniel Goldman, del Partido Digital, obtendrían un 0.2% cada uno. Un 2.3% dice que votará en blanco o anulado y un 3.3% no sabe o no quiere contestar la pregunta.

Menos del 1% de los encuestados declaró que no votaría, y se eliminan del cálculo de los porcentajes de intención de voto.

En cuanto a la evolución de la intención de voto, hasta la medición del mes de junio, este escenario de candidatos se presentaba a los encuestados como uno más entre seis o siete que testeábamos en cada oportunidad. La diferencia, tanto en la medición de julio como en la de agosto, es que ahora se sabe que será el escenario real en octubre.

Con respecto a nuestra medición del mes de julio, Daniel Martínez crece casi dos puntos. Luis Lacalle cae un punto, y Talvi crece un punto, lo cual es muy significativo ya que al ser directamente competidores entre sí por el segundo lugar en el balotaje (es altamente improbable que el Frente Amplio quede fuera de la segunda vuelta de noviembre), si uno crece un punto y el otro cae un punto, la brecha entre ambos disminuye en dos puntos y se transforma en un virtual empate.

Guido Manini mantiene su intención de voto en el entorno del 10%. Un datos significativo a este respecto: con el fin de intentar cuantificar cuánto pesa «la familia militar» en el electorado de Manini, hemos consultado a los entrevistados dónde atienden su salud, dejando como opción el Hospital Militar. El resultado es bastante contundente: si bien casi el 40% de quienes se atienden en el Hospital Militar votaría a Manini, solo un 10% de los votantes de Manini se atiende en el Hospital Militar. Esto significa que la inmensa mayoría de los votantes de Cabildo Abierto no pertenecen a la «familia militar». Estos datos son a tomar con pinzas por su elevado margen de error, pero señalan una tendencia clara.

Insistimos sobre el hecho de que los votantes de Manini Ríos son ex votantes del Partido Nacional en mayor proporción que del Partido Colorado, y que esa «fuga» de votantes se dio ANTES de las elecciones internas y no después.

Pablo Mieres y Edgardo Novick aún no han repuntado significativamente en relación a lo que registrábamos antes de las internas. Como ya hemos señalado, ambos tienen el mismo problema, aunque apuntando a públicos diferentes: al candidato del Partido Independiente lo afecta directamente la candidatura de Talvi, y al del Partido de la Gente la candidatura de Guido Manini (además de las disputas internas que han sido noticia a lo largo de los últimos meses). Y a eso debe sumarse que han perdido mucha visibilidad durante la campaña de las primarias por no tener competencia interna.

Gonzalo Abella, César Vega y Gustavo Salle se mantienen en un entorno del 1%, y está cada vez más claro que están todos compitiendo por una porción del electorado desencantado del FA, pero «por la izquierda». Es más, si miramos la gráfica siguiente, en la que hemos «abierto» la evolución de la intención de voto de todos los candidatos «menores» entre julio y agosto, casi todos han crecido, y entre Unidad Popular, el PERI y el Partido Verde Animalista estarían sumando más del 3% de la intención de voto. El equivalente de un Senador, o tres Diputados…

«Emigrantes» e «inmigrantes»: un escenario muy volátil

Con los resultados de las elecciones internas a la vista, ¿qué sucedió con la evolución de la intención de voto?

El Frente Amplio sigue sufriendo cierta «emigración» por el lado de los ex votantes del Frente Líber Seregni, simpatizantes de Astori. Esto beneficia directamente a Talvi, pero también a Lacalle Pou y al «partido de los indefinidos». Pero también resultan molestas para el partido de gobierno las candidaturas de Salle, Vega y sobre todo Abella, que pueden robarle votos si se corre demasiado «al centro» para recuperar los votantes que podrían derivar hacia Ernesto Talvi. Resulta particularmente significativo, por ejemplo, que uno de cada 10 votantes de la 1001 en 2014 afirma que votaría a Abella en 2019.

El Partido Nacional es el que más cae en intención de voto en relación a la que tenía antes de las internas cuando se preguntaba por «Partido Nacional»: 1) Los votantes de Sartori siguen siendo el flanco más débil: cerca de un tercio votaría al Frente Amplio (lo cual le compensa al partido de gobierno lo que pierde hacia Talvi o los partidos menores); uno de cada cinco emigra hacia Talvi y uno de cada diez hacia Manini. El Partido Nacional solo retendría actualmente uno de cada cinco votantes de Sartori, lo cual confirma una vez más que este último aportó votantes «no blancos» a la interna del Partido Nacional, en particular una parte de lo que denominábamos en notas anteriores «los huérfanos del Pepe». 2) Uno de cada cinco votantes de Larrañaga en las internas (pero también de los de Alianza en octubre 2014) emigraría hacia Talvi y uno de cada diez hacia Manini. 3) El propio Lacalle está teniendo dificultad en retener cerca del 20% de aquellos que lo votaron en las internas: la mitad votaría a Talvi y la otra mitad a Manini.

Ernesto Talvi sigue captando votos de diferentes procedencias : de ex votantes del Frente Liber Seregni, del Partido Independiente (casi cuatro de cada diez «emigraría» hacia Talvi), del Partido Nacional, de los indecisos, y retiene un altísimo porcentaje de los votantes colorados de 2014. El episodio con Pedro Bordaberry no parece haber afectado muy significativamente la intención de voto del PArtido Colorado. Una luz amarilla no obstante: casi cuatro de cada diez votantes de Sanguinetti emigraría hacia Lacalle o Manini Ríos.

Algunas diferencias según variables socio-demográficas

En Montevideo Daniel Martínez obtiene una intención de voto 20 puntos mayor que la de Lacalle, mientras que en el Interior la diferencia se reduce a 10 puntos. En el mismo sentido, Talvi supera a Lacalle por un punto en Montevideo, mientras que en Interior el cantidato del Partido Nacional saca 4 puntos de ventaja. Manini Ríos sigue siendo particularmente fuerte en el Interior, donde obtiene casi el doble de intención de voto que en Montevideo.

Si segmentamos a los votantes según tres rangos de edad, entre los más jóvenes lidera Talvi con 32% (y creciendo), delante de Martínez con 29%. Esto sigue siendo de por sí un hecho histórico, ya que cuesta recordar cuándo fue la última vez que el Partido Colorado lideró la intención de voto entre los votantes más jóvenes. En cambio el Frente Amplio crece a mayor edad, llegando a sacar 26 puntos de ventaja sobre el Partido Nacional entre los votantes mayores de 60 años. La intención de voto de Lacalle es la más pareja en todos los rangos de edad.

En cuanto a niveles socioeconómicos, Talvi es particularmente fuerte en los niveles altos y Manini duplica su intención de voto en los niveles bajos. Pero hay que tener en cuenta también que el porcentaje de indefinidos crece significativamente a menor nivel socioeconómico. Resulta interesante que buena parte del crecimiento del Frente Amplio entre julio y agosto se da en los niveles socioeconómicos bajos y entre los más jóvenes, dos públicos en los que el partido de gobierno había perdido más intención de voto en los últimos años.

¿Quién creen los uruguayos que será el próximo presidente de la república?

Como en todas las mediciones le hemos preguntado a nuestros encuestados quién creen que será el próximo presidente de la República, independientemente de su simpatía político-partidaria. Hasta junio la pregunta era «de qué partido cree que será el próximo Presidente?» mientras que a partir de julio se muestra la lista de los candidatos.

En nuestra medición de julio, por primera vez, el porcentaje de quienes creían que el próximo Presidente sería el candidato del Partido Nacional superó el de quienes creían que sería el del Frente Amplio. En agosto, el Frente Amplio vuelve a estar por encima, pero más por lo que cae Lacalle que por lo que sube Martínez. Esto se debe a que por segundo mes consecutivo crece significativamente el porcentaje de quienes creen que el próximo presidente será Ernesto Talvi, y eso afecta mucho más a Lacalle que a Martínez: 12% de los votantes uruguayos ya cree posible un triunfo del Partido Colorado en los próximos comicios.

Fuente Contenido: Radar.