Sebastián González Vignoli (26M): “La izquierda necesaria”

Sebastián González

Para 2019.com.uy es un gusto poder anunciar que el Licenciado en Ciencias Políticas, Sebastián González Vignoli, integrante de la Departamental Canelones del 26 de Marzo (26M) se suma como columnista para dar su aporte al necesario debate en este año tan particular.

Deseamos que puedan disfrutar de su contenido, en este caso, con su columna titulada “La izquierda necesaria”.

“En tiempos donde el Frente Amplio ha perdido los valores de la izquierda y ha dejado –definitivamente- por el camino los principios del 71, una izquierda verdadera se hace necesaria, hoy más que nunca.

La Unidad Popular (UP) llegó al Parlamento en 2015 y a partir de ahí demostró ser una izquierda consecuente que no transa con los poderosos ni se financia a través de empresarios o multinacionales, lo cual le da independencia ideológica para llevar adelante sus principios sin tener que corromperse.

Desde la ‘colina parlamento’, la Unidad Popular propuso anular la ley de impunidad que mantiene sin verdad y justicia a decenas de familiares de detenidos-desaparecidos. Presentó un proyecto de ley para reactivar el ferrocarril en manos del Estado en la zona metropolitana, se opuso al TLC con Chile, reclamó una y otra vez que se deroguen las AFAPS, que se devuelva el aguinaldo a los jubilados –quitado por la dictadura y nunca devuelto por la democracia-, que se asigne el 6% para Anep y Udelar y se mostró siempre solidaria con la Revolución Cubana y la revolución bolivariana de Venezuela.

El papel de esta pequeña fuerza de izquierda fue determinante en el trabajo de la investigadora de ASSE, la cual buscó echar luz sobre el gasto del dinero público en la salud de los más pobres. El diputado Eduardo Rubio también interpeló a los ministros de Trabajo y Salud para conocer detalles de estas irregularidades y de la estafa al Fonasa. Contrariamente a lo que se decía desde el oficialismo, esta actitud no iba contra la salud pública, por el contrario, buscaba terminar con el despilfarro y el abuso de muchos jerarcas en detrimento de la salud de los más débiles.

Pero sin dudas, una de las principales banderas llevadas adelante por la UP es el Plan Nacional de Vivienda Popular por construcción pública –el cual fue aprobado por la Cámara de Diputados en marzo de 2018 y espera por su aprobación en Senadores-, proyecto que busca solucionar en parte un gran problema endémico de la clase trabajadora uruguaya: la falta de vivienda.

Esta iniciativa, que se fue haciendo carne entre las familias más humildes del interior del país, propone que se construyan viviendas de buena calidad en terrenos adecuados y que se paguen en cuotas equivalentes al 10% del ingreso familiar sin necesidad de tener ahorro previo. También se propone generar trabajo genuino y reactivar el comercio local en aquellas localidades donde se construyan las viviendas.

El proyecto generó una brecha en el oficialismo, ya que puso de manifiesto el problema de la vivienda y dejó en evidencia al partido de gobierno que no votó una iniciativa que favorece a los menos privilegiados de la sociedad. Ahora será momento de esperar a que los senadores del Frente Amplio lo voten en la Cámara de Senadores, de lo contrario le darán la espalda a los más desposeídos una vez más.

Durante estos cuatro años de legislatura, la bancada de la UP ha recibido a decenas de delegaciones de trabajadores y vecinos que han sido olvidados por el gobierno y vapuleados por sus patrones. Escuchar a los trabajadores y darles voz será también la función de los próximos legisladores de la UP, tanto en el Senado como en Diputados. Por eso apuntamos a multiplicar nuestra representación parlamentaria, para multiplicar las voces del pueblo en el Parlamento.

No prometemos nada, solamente ofrecemos una trinchera de lucha. Por eso, en tiempo de claudicación de los principios y ataque brutal del imperialismo en la región, la Unidad Popular se vuelve hoy la izquierda necesaria”.