Washington Abdala: “Sin extremismos de ningún tenor, pero sabiendo que no se está enfrentando punguistas en un ómnibus de Cutcsa”

Washington Abdala

Ante una tragedia tan significativa, tan dolorosa, como el asesinato de los tres jóvenes infantes de Marina, sólo bastante miradas que permitan sumar y sumar para entender esta situación y afrontarla con inteligencia y firmeza: con un “No pasarán”.

Compartimos el puntos de vista realista, analítico, y constructivo del profesor, abogado y periodista, quien será designado como embajador uruguayo ante la OEA, Washington Abdala, quien reflexionó en las redes sociales bajo una columna titulada: “LA MUERTE DE LOS TRES INFANTES DE MARINA”.

Así lo expresa Washington Abdala y vale la pena atender su punto de vista.

“Una de las peores noticias con la que se puede empezar un domingo.

Demuestra que algo grave sucede en un entramado delictivo que dejó de ser el del pasado y ahora tiene -dentro de si- protagonistas que poseen un grado de criminalidad profesional que no se creía Uruguay estaría procesando. Sin embargo allí están. Y la matanza fría y espantosa de estos jóvenes demuestra que el tema es de suprema gravedad.

El asunto es complejo en extremo y habrá que disponer mucha atención, inteligencia y capacidad para repeler semejante atrocidad en el corto, largo y mediano plazo. Y no se trata de un asunto focal, por lo que se advierte, el tema amerita abordajes intensos.

La sociedad uruguaya hace tiempo que tiene dentro de sí actores criminales de marca mayor, lo sabíamos todos, sin embargo creímos que aún no estaba el país para vivir estas tragedias.

El gobierno, ahora, tiene por delante semejante desafío, no es sencillo afrontar este tipo de criminalidad si no hay una política de Estado en la que el sistema político, el poder judicial, el ministerio público y la sociedad en su conjunto asuman una narrativa similar. Hay que apoyar ese talante, todos, no cabe otra postura.

Habiendo visto como en otros países se fracasa en el combate a este tipo de criminalidad, lo que funciona es la coordinación de poderes y la convicción social de que estos criminales son eso y merecen ser ubicados y castigados con la ley penal.

Cualquier mirada ecléctica, entiendo, termina debilitando la posición-país que habrá que asumir con esta criminalidad.

Me dicen que buena parte de la LUC en materia de seguridad ha sido aprobada por todos los partidos políticos, buena cosa si ello es así.

Y que no vengan los buenistas de siempre a declamar sus visiones morales. Esto es grave y más de algún país de la región está “copado” por sistemas criminales con los que no pueden lidiar porque les carcomió las instituciones. Uruguay, está a tiempo de extinguir el flagelo, pero solo si todos entendemos el camino de alarma que significa lo que sucedió para actuar en consecuencia.

Sin extremismos de ningún tenor, pero sabiendo que no se está enfrentando punguistas en un ómnibus de Cutcsa. Esta gente está dispuesta a todo y obsérvese el episodio de hoy.

No entiende el que no quiere.

Y mete miedo real.

Eso es lo que pretende y a eso solo se lo supera con un accionar consciente por parte del gobierno y con el máximo de apoyo ciudadano. Por favor entender esto, cualquier perfilismo, en este asunto es realmente innecesario y debilita lo que hay que hacer.

Tengamos sentido patriótico”.

Fuente Imagen: diariocambio.com.uy