Juventud Socialista del Uruguay: “Los conflictos sociales que están detrás de la violencia y el delito tienen vida propia”

Destacado Frente Amplio
JSU

Reunida el sábado 28 de julio del 2018 la Dirección Nacional de la Juventud Socialista del Uruguay emitió un pronunciamiento en el cual considera que “os conflictos sociales que están detrás de la violencia y el delito tienen vida propia” y que se hace necesario “reforzar la construcción de una convivencia que dinamite las bases de los miedos en los cuales se refugia el conservadurismo.”

En su declaración se expresa:

-En materia internacional, la región se encuentra inmersa en un complejo contexto de violencia hacia los pueblos latinoamericanos. Brasil, Argentina, México, Colombia, Venezuela y Nicaragua son tristes recordatorios de que el futuro de la Patria Grande se debe construir en conjunto con la ciudadanía. Aquellos gobernantes que utilizan el aparato represivo del Estado para imponer su proyecto político deterioran una democracia que costó sudor y sangre conseguir. Debemos ser firmes ante quienes ostentan el poder y se muestran como iluminados: reafirmamos que un futuro auspicioso para el pueblo latinoamericano se erige con él como principal actor.

-Los jóvenes socialistas decimos fuerte y claro: es necesario la renovación generacional y de ideas en los cuadros del Frente Amplio, no como un fin en sí mismo, sino como parte del proceso de avance del proyecto hacia nuevos objetivos. Los nuevos horizontes traerán nuevos liderazgos, así el proyecto de izquierda será sustentable en el tiempo.

Es fundamental priorizar la construcción del próximo programa del Frente Amplio, que a diferencia de los demás partidos políticos, lo construye entre todas y todos las/los frenteamplistas. El foco debe estar puesto en la profundización del debate político de cara a la construcción de un programa que sea verdaderamente representativo, no sólo de la diversidad de nuestra fuerza política, sino también de la realidad política del país.

-Reafirmamos nuestro compromiso con una Universidad de la Educación pública, autónoma y cogobernada. Frente a las trabas que intenta poner la derecha, en esta como en cada propuesta de transformación educativa en clave democrática, nos comprometemos con el camino del diálogo y la movilización.

-En los últimos días asistimos a la cara más deshumanizada del mundo del trabajo moderno, en donde siguen siendo vulnerados los derechos trabajadores y trabajadoras más fundamentales, en pos de la acumulación voraz de los capitales. Acompañamos a las organizaciones sindicales, sin las cuales muchas de estas situaciones seguirían siendo invisibilizadas. La justicia debe llegar a todos, incluso a los que muchas veces parecen intocables.

-Condenamos todo paradigma que intente revivir viejas recetas represivas y nos alerta la generación de condiciones subjetivas que permiten el arraigo cultural y la acumulación de mayorías en la línea de estas ideas.

Los conflictos sociales que están detrás de la violencia y el delito tienen vida propia. No se revierten con palabras mágicas. Es necesario reforzar la construcción de una convivencia que dinamite las bases de los miedos en los cuales se refugia el conservadurismo.

Depositamos confianza y compromiso en la capacidad del pueblo organizado de generar alternativas y soluciones entorno a la seguridad que se puedan conjugar con nuestro rumbo ideológico.

Se vienen momentos relevantes en la construcción del proyecto de transformación de la realidad en clave socialista, democrática, plural y participativa con el que estamos comprometidos. Estos momentos nos encontraran redoblando ese compromiso y la militancia en todos nuestros espacios.