Lacalle Pou es el Presidente con mayor aprobación desde 1985 en el segundo año

Destacado Encuestas
Evaluación Presidentes

Al promediar diciembre, las visiones de los uruguayos sobre el desempeño de Lacalle Pou como presidente mantienen saldo positivo. La mitad de la población (50%) aprueba su trabajo, y algo más de la cuarta parte (28%) lo desaprueba. El resto tiene opiniones intermedias, o no tiene opinión, según la última encuesta de Equipos Consultores difundida este miércoles 22 de diciembre.

De esta forma, el presidente cierra el segundo año calendario de su período de gobierno, manteniendo un apoyo importante de la población, similar (apenas por encima) a la proporción de votos con la que fue electo en 2019 (48,8%).

Evaluación de la gestión del Presidente

ANÁLISIS DEL PERÍODO DE GOBIERNO

Mirado en el mediano plazo, los juicios de los uruguayos sobre el presidente han mostrado más estabilidad que cambio. Desde la primera medición de este ciclo de gobierno hasta la actual, la constante ha sido que las aprobaciones superan con relativa holgura a las desaprobaciones. Sin embargo, más allá de esta constante, pueden diferenciarse al menos tres etapas con matices significativos.

La primera etapa abarcó todo el año 2020. En este año los apoyos al presidente se mantuvieron en el eje del 60%, y las desaprobaciones rondando el 20%. Un saldo neto amplio, de 40 puntos al finalizar el año (diciembre de 2020), y razonablemente estable en todo el período.

La segunda etapa transcurre en el primer semestre de 2021, hasta junio inclusive. Al comenzar el año se apreció una erosión en los indicadores de aprobación presidencial, asociados básicamente a una pandemia que iniciaba su fase de crecimiento, y a una vacunación que no llegaba. La incertidumbre comenzó a ganar espacio en algunos sectores de la población, y la evaluación presidencial se vio afectada. Sin embargo, la rápida llegada de las vacunas le permitió al presidente recuperar buena parte del terreno perdido. Casi paradójicamente, entre marzo y junio, mientras la pandemia azotaba fuertemente la sociedad uruguaya con altísimos números de contagios y muertes (y en medio de fuertes polémicas con la oposición y con una parte importante de la comunidad científica que demandaba mayores restricciones), el presidente recuperaba parcialmente niveles de aprobación, y terminaba el primer semestre solo un poco por debajo del año anterior.

La tercera fase se inicia en julio, registrando una caída en la aprobación y un  incremento de la desaprobación. Estas variaciones se dieron en el marco del anuncio de aumentos en el precio de los combustibles, medida que parece haber impactado de forma significativa en los juicios sobre el presidente. A partir de esta caída en julio, los juicios entraron en una nueva fase de relativa estabilidad, con niveles de aprobación en el entorno del 50%, y con desaprobación más cercana al 30%.

Serie de la evaluación de la gestión del Presidente

En el balance, está claro que este segundo semestre de 2021 ha sido el más bajo en cuanto a la evaluación presidencial. Pero, aun así, el presidente culmina el año con buenos registros, y con un saldo neto positivo de más de 20 puntos.

LA COMPARACIÓN HISTÓRICA

Los registros actuales de Lacalle Pou también lucen elevados si se mira la comparación histórica con otros presidentes uruguayos. Si se analiza solo el nivel de “aprobación”, el actual presidente es el que ha recogido niveles más altos considerando el promedio del segundo año de su mandato. Lacalle Pou en 2021 promedia 53% de aprobación en el año, superando a Vázquez (en su primer período) y Mujica que habían promediado 47% en ambos casos.

Pero, si se analiza también la desaprobación, se tiene una perspectiva algo diferente. Lacalle Pou tiene una desaprobación algo más alta de la que tenía Vázquez en su primer período, por lo que los saldos netos son casi idénticos (+26 Lacalle Pou, +25 Vázquez).

Curiosamente, el presidente con peor evaluación en su segundo año de gobierno fue Lacalle Herrera (que en 1991 tuvo un saldo neto promedio de -40), y tres décadas después su hijo obtiene resultados significativamente diferentes.

Promedio de evaluación de los presidentes en los 2os años

LOS SEGMENTOS

Puede afirmarse, como regla general, que el presidente mantiene una alta aprobación en casi todos los segmentos de la población, definidos social y políticamente. Pero hay excepciones, y también algunos matices significativos.

Las mayores diferencias se encuentran según el perfil ideológico del respondente. La base mayor de apoyo al presidente está en la “derecha” y “centro derecha”, y en menor medida también entre los votantes de “centro”. En cambio, entre quienes se definen de “izquierda” o “centro izquierda” los juicios son mayoritariamente negativos.

Evaluación de la gestión del Presidente según auto-identificación ideológica

En términos sociodemográficos las diferencias son menores, y en algunos casos son matices esperados. Los juicios son más favorables al presidente en el interior que en la capital del país, y más favorables entre las personas de mayor edad que en el resto. Por último, hay una variación significativa por nivel socio-económico. El presidente recibe apoyos mayoritarios en los sectores medio-altos, medios y medio-bajos, pero entre los sectores bajos propiamente dichos las opiniones sobre su desempeño están muy divididas: 35% aprueba y 35% lo desaprueba.

LOS MOTIVOS

Cuando se pregunta a los uruguayos que aprueban la gestión del presidente cuáles son las razones para sostener su juicio, las referencias a la “Pandemia” aparecen con un lugar destacado, y esto ha sido una constante a lo largo de todo el período de gobierno. Como han mostrado otros estudios de Equipos Consultores, la gestión que el gobierno hizo de la pandemia ha tenido una valoración muy alta por parte de la población, incluso en los peores momentos desde el punto de vista sanitario.

Motivos de aprobación de la gestión del Presidente

En cambio, quienes desaprueban la gestión lo hacen por razones más diversas. La palabra “política” aparece muy grande, a veces asociada a la “política económica”, a veces a lo “social”, y a veces a la idea de que el presidente “hace política”.

Motivos de la desaprobación de la gestión del Presidente

Por tanto, el principal atributo positivo del gobierno está asociado al manejo pandémico, y los principales fundamentos de las críticas tienen que ver con la economía, lo social, y algunos aspectos de la dinámica política propiamente dichos.

Fuente Contenido e Imagen: Equipos Consultores